Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

domingo, 15 de julio de 2007

Feliz.


Estaba ahí, en medio del programa, en vivo, hablando sobre la exclusividad de las obras de arte austriaco y la conveniencia de las plataformas en los zapatos de tacón que superan los 15 centímetros, cuando no pude evitar un ataque de llanto.

Fue dramático porque había que terminar y comentar las breves noticiosas del día, pero yo en un mar de lágrimas.

Luces potentes, maquillaje perfecto y yo sin cortes comerciales que hicieran menos obvio el momento.

Pensaba en cosas, como esa pésima costumbre de morirse sin saber que se fue tan, pero tan feliz.

Por eso, por si me muero al rato, te digo lo que pasó por mi mente mientras el apuntador me gritaba que fingiera un ataque de tos: Gracias por ser parte de mis días, de mi amor... de mis manos... de mi manera de adorar tus detalles.

¡Dios mío, cuánto te quiero!

Pasa que me di cuenta de pronto, así súbitamente. Fue tan tremendamente importante que creo que no fui la única que notó cómo brillaba.

Gracias por dejarme correr y reír en medio de la tempestad.

Gracias, gracias... Gracias porque he sido toda, completamente tuya... y tan feliz.


Luna Líquida

4 comentarios:

Anónimo dijo...

cuanto amor!!
Que envidia!!

Revista Para Mí dijo...

Hola, buen día.

Te invitamos a conocer el nuevo blog de literatura que hicimos: http://www.narcisoygoldmundo.blogspot.com/

Un saludo y muchas gracias por el espacio,
Para Mí

Anónimo dijo...

... despues de los días y noches de tormenta, ¿qué siento?, ¿qué pienso?, ¿qué perdí?, ¿que gane?
LLorar ya no, sentir y análizar ya puedo.
Siento que no recibí una palabra tierna del amor de mi vida, aún cuando he platicado y le he hice el amor, pero ¿cuándo fue la última vez que la recibí?
no lo recuerdo, siento que fue hace años, aún siento que con una sola palabra dulce, ronquita, cargada de amor me derretía,
era el extásis y la felicidad. Conocía sus miedos, sus sentimientos, las palabras que le estremecian
las cosas que le hacían reir, las cosas que le hacían llorar, conocía lo que hacía, con quien se iba a divertir, con quién peleaba,
conocía a su familia las platicas con su papá, con sus hermanas, a veces con su amiga "degenerada". Yo era parte de su vida.
Le amaba, le amo. Ahora siento que es una persona que vive tatuada profundamente en mi alma y le amo. Le he buscado en
otras personas, nunca le encontraré así, y ya deje de hacerlo.
¿Nunca le tuve?, no, ciertamente nunca le tuve, nunca tuve una foto de ella del momento. Siempre fueron de otros tiempos. ¿Fué mia? si lo fue le sentí
entregada y solo mia por unos instantes, pero suficientes para toda la vida. ¿He sido suyo? si, desde los primeros instantes de quererle, pero
no fui suficiente para valer la pena retenerme a como fuera lugar.
Se hizo un vacío que no ha sido llenado con nada, sentimental o materia. es un espacio reservado y que siempre seguirá así.
he perdido quien me cuide,quien me ame sin pedir nada a cambio, solo dandole dolor. Pero no siento remordimiento por eso,
soy cruel y a veces el odio me consume, así me he hecho, de esto ni hablar.
No me siento solo, nunca lo he estado, ni estaré.
¿He ganado libertad? Vivir solo es dificil, vivir sin una persona también. Esto no es libertad pero me siento bien, me siento vivo por
no necesitar.
"me has perdido, aunque nunca me tuviste", no perdí nada porque eres parte de mi para siempre.

Luna Líquida dijo...

Y:

Perdón.

Siempre serás parte de mi alma... Siempre.

Y tu sabes cómo soy en los "parasiempres".

Pero un día, te prometo que un día te regresaré íntegra la libertad que sin planearlo te robé.

Si puedes, si sabes cómo, perdóname

LL