Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

viernes, 26 de octubre de 2007

Insomnio.

Sé que me duele... no porque lo sienta, sino porque ha regresado el insomnio. Ya sabes, esto de ver un amanecer tras otro sin entender en qué día estoy o cuántas horas permanezco haciendo algo.

Si, sé que el adormecimiento protege pero el insomnio me recuerda lo que pretendo ignorar.

Aunque tu cumpleaños siempre es un buen día (las flores idénticas a las mías, tu abrazo que me devuelve la vida... tu).

Cómo adoro los abrazos, tus abrazos. Qué te valga madre que nos vean cuando sonríes y me dices: cállate y ven y abrázame. Entonces pasa, por todo el tiempo del mundo logras que me convierta en lo que tu quieras que me convierta; entonces, mi todo eres tu siendo mi todo.

Aunque nos digan "¡niños suéltense, los están viendo!" e intente alejarme, me abrazas con más fuerza y me quedo compartida entre lo que no es... ni será.

Hace rato me reí tanto de lo parecido que somos:
- Dime que fuiste tu, por favor - Escribiste en mensaje.
- No, sorry, pero yo no te envie esas flores. Jamás le enviaría flores a un hombre... mmm, bueno una vez lo hice pero... Ok, no es el tema. No fui yo. - Confesé por la misma vía.

Ja, ¡mírame! con los recuerdos de tu cumpleaños mientras navego con este maldito insomnio.

Luna en Extraña Felicitación

PD. Bueno, digamos que la luna llena tampoco ayuda.

2 comentarios:

Linda dijo...

CALLATE, VEN Y ABRAZAME... QUE PADRE... SALUDOS DE OTRA INSOMNE EN CANCUN... POR LO MENOS HOY, LA LUNA ES BELLA

Cole dijo...

Dice Alejandro Sanz que escribe de noche por que la luna tiene las manos frías. Desde el tropico no puedo sentir ese frío, rara vez se siente un airecito ligeramente fresco, pero entiendo tu insomnio. Maldición esa de no dormir a horas razonables y querer dormir para olvidar lo que duele, no crees?