Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

sábado, 19 de enero de 2008

Llamadas a las 6 pm un día cualquiera.

¿Sabes de qué me acordé? De las veces en que me comía el mundo -él a mí no yo a él-, me quería tragar completita, como si todo aquel que se me acercara quisiera algo de mí, pero aparecía tu número, con tu carita en el teléfono y entonces todo tenia sentido porque estabas para abrazarte mientras el carrusel aceleraba.

Ax: Hola
LL: Sálvame... hola.
Ax: Aquí estoy.
LL: Hay mil cosas. Pero debo irme, necesitaba...
Ax: Shhh, sólo llame para saberte, yo lo necesitaba, también.
LL: Gracias. Te qu...
Ax: ...bueno..., besos, bye.
LL: Bye.

Enemiga de lo fácil, como soy, me detuve en seco, incluso con las lágrimas en las mejillas cuando ahogué el impulso de decirle, como te decía.

Cosas que pasan... supongo.
Cosas que pasan.


Luna que Pasó

1 comentario:

AX dijo...

Damnit, parece que el teléfono recibe la señales tardías, o en peores casos responde la misma tía con su firmeza e impavidéz vocal- robótica-humana-informante-desconsolante: 'El número telcel que usted marcó...'