Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

martes, 15 de enero de 2008

Manos que brillan.



Era de las que solía distanciarme de la luz apabullante de tus manos,
era incluso de las que prometió no besarte sin ternura
pero no se pudo confabular mi espectáculo privado con mi locura...

...no, no se pudo.
®

Luna como todas las demás

4 comentarios:

Héctor Cantú dijo...

Aaay Pichiril pichiril... que bonito pichiril....


uiii uiiii


Pichiril mua

2c dijo...

No hay otras demas

Pablo Giordano dijo...

Buen blog, saludos.

Ocelotl dijo...

Habemos los que recordamos y añoramos luces distantes y ausentes, renuentes a alumbrarnos porque así lo han (erroneamente) decidido... En fin... a veces no se las puede guardar en un frasco de cristal... gran defecto mío, confudirlas con luciérnagas.


P.d. el "no, no se pudo" ha desencadenado una larga cadena de melancolías...

Un abrazo.