Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

lunes, 4 de febrero de 2008

Apuesta.

- Apostemos algo ahorita que acaba de comenzar el juego.
- ¿Cómo? Le vamos al mismo equipo.
- No rajes, algo trascendental, que duela.
- Te aprovechas porque sabes que soy fanática de las apuestas (Dios me libre de los casinos). Pero va, si gana nuestro equipo, nos vemos la semana que entra. Si pierde, jamás lo hacemos.
- Chin, no imaginé que tan trascendental... Pero va... Aunque...
- Jajaja ¿Quién se va a rajar?
- Uta... no, pero ¿Por qué eso? Otra cosa menos importante.
- Eso o nada, dijiste: algo que duela.
- Bueno... va...
- Jajajaja. Es remota la posibilidad de que ganemos. Le voy a Gigantes porque todos le van a los Patriotas.
- Eso creen todos pero vamos a vencerlos por el ataque aéreo, eso nos va a dar el gane en los últimos minutos... o segundos.
- Lo dudo mucho, pero ya apostaste y no acepto reclamaciones.


Luna a punto de verse con Nostradamus

No hay comentarios.: