Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

miércoles, 13 de febrero de 2008

No te cases.

"En 20 años, voy a enterarte de lo que le he negado a todo el mundo"


Te morirás de risa cuando sepas lo que pasó ayer.

Esa mujer por la que te preocupaste tanto, por la que fuiste al banco, y a todos esos lugares para ayudarla, esa mujer que es mi amiga y que acompaña a veces, cuando nadie más lo sabe, mi llanto por el cansancio (por el hospital, mi proyecto, su ausencia -sobre todo por su ausencia-) y la presión de ese trabajo que un día va a acabar con nosotros... bueno, pues ella, me invitó a comer.

Lo extraño fue que en medio de una seriedad poco común me pidió un favor -aguas con caerte de la silla-: evitar que te cases, amigo.

Así, como lo lees.

Me dijo algo que ya me ha repetido y que incluso tengo aquí, con muchos posts no publicados sobre nosotros (sobre ese 'Tu' profundo que pronuncias cuando me hablas, que me mete en la dinámica de saberte mío, como mi mano o mi pie, o el huesito de la cadera cuando amanece tu mano sobre él), en este blog al que no llegas por gracia divina.

- Están cometiendo un error enorme, garrafal.
- ¿Por qué dices eso? ¿Estas loca?
- Tu y él se quieren.
- ¿Querernos? Es poco. Yo lo adoro.
- Exacto, pero no como amigo. Luna, de verdad, es muy evidente para mi que te quiere más que a una amiga, y no sólo para mí. Esta con ella por estar con alguien, porque tu eres un laberinto, no lo dejaste entrar por ningún lado pero sé, lo siento, él te quiere mas que como amiga. Le importas mucho.
- Sé que me quiere como a nadie, soy su mejor amiga, pero su novia también lo es. Quizá en un principio me quiso confundir con ciertas frases, llamadas pero ya no, ya ha pasado mucho, sobre todo tiempo... la relación con ella es sólida, bonita, es una gran chava. Por amor de Dios, ¡yo le ayudé a conseguirse esa novia! ¡yo lo encaminé por el sendero de la monogamia! ¡elegí el anillo de compromiso que le dio a su novia! No me vengas a decir esto, ahora, aquí.
- Te haces tonta, lo quieres, pero no lo vas a reconocer jamás y van a cometer un error porque lo que hay entre ustedes es mucho mejor que la compañía que tienen ellos dos. Esta con ella porque no sabe estar sin mujer, es demasiado pasional pero tu eres el amor que él necesita. Y lo sabe. Pero cuando él quiso, tu estabas enamorada de otro, no le diste entrada, por eso, solo por eso quedó como tu amigo pero nomás. Ahora que eres libre, no lo dejes casarse. Prueben primero ser pareja. Si me equivoco, volverán a ser amigos, le regresas con esa u otra novia y listo.
- ¿De qué hablas? Yo no lo quiero como otra cosa.
- ¡No me mientas, con un carajo! No soy una niña, te llevo 20 años, sé perfectamente de qué hablo. Si quieres engañarte o pensar que porque no lo dices no es verdad, allá tu y allá él, pero cada vez que lo tocas, el cierra los ojos y tiembla... cuando te ve, se le ilumina el rostro, entra a preguntarme todo el día por ti. No puede ser que esten tan tarados siendo dos personas tan brillantes. Ya te dije o impides esa boda o lo hago yo.

Quedé pasmada, callada, en shock. Ella siguió:

- Tu y él se quieren, pero se hacen pendejos porque eso significaría darle razón a los rumores. ¿No?
- No. No me gusta así, no lo quiero así. Entiéndelo.
- Ay mijita, que afán de hacerte mensa. De verdad, qué terca eres, que monserga es verte aferrada a no dar tu brazo a torcer.
- A ver, entiende, si yo quisiera algo con ese wey, ya se lo hubiera dicho o hubiera, no sé, buscado algo. No, comprende: doy mi vida por él, pero no lo quiero como tipo, sino más allá, como ser humano. Es el hombre que siempre quise para ocupar exactamente el lugar que tiene. Mira, fíjate muy bien: lo amo, pero nunca se lo digo porque él entiende eso de forma diferente pero amo todo lo que lo involucra, incluyendo su amor por ella, su amor por su familia, por las causas, por su indignación ante la injusticia, por su sometimiento a la voluntad de un bien mayor. Adoro incluso, su lealtad a ese partido político que a mi me da nauseas, pero en él, todo lo que cree o hace me parece perfecto, incriticable, absolutamente adorable. Desde como maneja hasta como come, como se ríe, amo que sea mi amigo. Estoy impedida para verlo como hombre, lo veo como un semidios, o como un hermano mayor. Es que es absolutamente fraterno. No tengo por qué mentirte, no me gano nada, podría aquí confesarte, ya mismo, si fuera otra cosa pero por la vida que tengo, que no es así.
- ¿Si? y ¿Por qué siempre que se te viene el mundo abajo es tu primera opción? ¿Por qué jamás le dices que no a nada cuando eres una mujer con un caracter tan fuerte que le niegas lo que sea a personas tan canijas como "el Jefe"?
- ¿Cómo lo sabes?
- Ni cuenta te das cuando lo mencionas como tu salvador estelar. A ver, ayer que el jefe celosísimo por tu nuevo trabajo te citó tarde, ¿quién se quedó esperándote hasta muy entrada la noche? Le importas y es demasiado obvio. Todos sabemos que cuando estas y él también, lo mejor te lo va a confiar a ti y tu lo vas a hacer. Mira, ya basta, quiero terminar esta platica aquí, no te traje para verte hacer cara de anonadada, fingiendo que estoy hablando en otro idioma. Voy a resumir esto diciéndote: cuando él toca tus mejillas -no hagas esa cara, he visto como se tocan y se quedan viendo como niños de primaria que encuentran que se atraen con alguien del sexo opuesto por primera vez y la novedad del sentimiento les impide moverse-... pues bueno, esos ojos de borrego que pone cuando lo tocas, solo los pone mi marido cuando tiene un orgasmo conmigo. Espero te quede claro de qué hablo. Ahora sí, ¿qué vas a pedir?


Luna mejor Amiga (aunque el mundo diga lo contrario)

3 comentarios:

Ocelotl dijo...

habrá segunda parte???

Anónimo dijo...

Ay jijo, buena historia y muy cercana a la realidad

Lo peor es que ya supe de quién hablas y comparto esa opinión.

Creo que hubo algo ahí y que por miedo tuyo no resultó.

Bueno mejor ni meterse, pero me gusta mucho tu blog y hacia miles de años que no pasaba por aquí me eché fácil horas leyéndote, me gusta mucho esta faceta tuya de escritora.

Eres un estuche de monerías.

Y luego qué? habrá segunda parte?

Marco V.

Luna Líquida dijo...

El 26 de Abril, incluso a mi pesar, se les concedió la segunda parte.

Saludos.

LL