Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

martes, 27 de mayo de 2008

Loco, loco.

- Jajajaja, ¡No puedo creerlo!
- ¿Por qué? No puedo evitarlo.
- ¡Jajajaja!
- ¿Qué? No son celos patológicos -bueno, un poco- pero lo necesito.
- Es que... ¡Leer cada comentario nuevo! Eso si demuestra mucha obsesión. Te imagino memorizando cuántos tiene cada entrada. ¡Peor aún, anotándolo!
- De hecho, hay comentarios que me han dolido, por eso los reviso así.
- No puedo creerlo. Pero además sabes que yo lastimo por naturaleza.
- Créelo. Y sí, lo sé.
- Jajajaja, no puedo evitar recordar a la loquita aquella que apuntaba mis calificaciones en una hoja de su cuaderno, donde la pobre debería haber sufrido porque siempre le partí su madre con mis calificaciones perfectas y ella con sus nuevecitos y sus clásicas tronadas en cálculo. ¡Aún recuerdo la risa! Tenía más memorizadas mis cosas que yo. Jajajaja.
- No es mi intención mortificarte.
- No lo haces pero... jamás imaginé que me llevarían la cuenta de algo tan detalladamente -bueno, salvo cuando te pones a hacer cuentas con lo de mi periodo-. En fin.
- Me importas. Me tiene obsesionado todo, todo lo que tiene que ver contigo. Te veo, te oigo, te leo, hago todo lo que se puede por saber qué creas.
- Uta, la decepcionada que te has de llevar tres de cada dos veces que te topas conmigo.
- No, Luna... yo...
- Niño, no cabe duda que el mundo esta loco loco.


Luna Registrada

1 comentario:

Cole dijo...

Ay Luna ya casi un año que no te leia. Perdon por los acentos pero mi compu habla ingles y yo no se como enseñarle español con acentos.

Se me figura a mi ese comentario... "lastimo por naturaleza" Y la verdad hay tan pocos que realmente son asi, mas bien lastimamos por no seguir nuestra naturaleza y mantenernos fuertes.
Un saludo.