Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

martes, 17 de junio de 2008

Crecí sabiendo que pasaría I


- ¡Es increíble! Acaba de irse y habla desde el otro lado del mundo, y lo primero que hace es preguntar por ti.
- No exageres.
- ¡No! Ni me saluda cuando ya pregunta si está Luna, si puede hablar contigo.
- Todos hacen eso, todo el mundo pregunta por mí.
- Si, pero tu no alucinas a todos. Ni se imagina el inocente que no lo toleras.
- Sí lo tolero, pero lejos de mí.
- ¿Por qué te cae tan mal? ¿Qué te hizo el probrecito?
- ¿Te refieres además de ser un ñoño insurrecto?
- ¿Ñoño? No tiene nada de ñoño, si le llueven mujeres. Es guapísimo y brillante. Eso tienes que reconocerlo ¡Qué bárbaro!
- Perfecto que le lluevan allá en Estocolmo; las suecas son buenas para lloverle a los mexicanos bárbaros.
...
- Te conozco tan bien, que si no supiera que no lo quieres desde que eres niña, pensaría que te gusta.
- Pero lo bueno, es, Madre mía, que me conoces bien.


Luna Incestuosa

No hay comentarios.: