Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

viernes, 15 de agosto de 2008

De Lunes a Jueves

(Escribí esto mientras te disparaban en la tiendita de la esquina de tu casa. Sí, manifestaciones de mi impertinencia)

"No quiero estar así, sabiendo que existe alguien más.
Necesito dejarla para volver libre.
¿Qué tu no quieres eso? Porque yo quiero más, quiero todo.
No me conformo con menos que contigo siendo absolutamente mía y siendo yo,
solamente tuyo.
Pero ya no. Ya no me enamores si no me vas a dejar quedarme contigo".

LB


Me acostumbré a nuestra relación de lunes a jueves...
y eso, donde quiera que lo pongas, va a arder.

Dos horas, bueno casi cuatro desde tu ciudad. Ruido. Horarios. Tu. La única casa con una piñata de decoración permanente -como dijiste cuando entraste-... mi habitación. Mentiras para todos. Secretos. Extraños comportamientos. Quedarnos solos para comprobar que eras para mi... herirme a puntos que no imaginas... arrancarte la calma; hacerte ser más mío que de nadie y obligarte a lastimar sólo porque puedo y mi poder es infinitamente superior al de cualquiera que te haya tenido.

Le dije tu nombre mientras la poseía como nunca lo hice.
¿Te parece justo eso para alguien en esta historia?

Nuestro silencio intenso camino a dejarte... tu seguridad en que soy lo que quieres. Mi incertidumbre. Tu ansiedad por "sacarme de Egolandia" como tu mismo le dices a mi pueblo. Mi no poder ser de nadie. Todo el placer. El infinito dolor. Una ciudad que pasaba por las ventanillas. Mis manos temblando en el volante... tu serenidad con las lágrimas llenándote la carita.

Merezco que me maten.
Hazlo tu esta tarde que nos encontramos frescos y asertivos.

Debo permanecer quietecita. Sin hacer ruido. Como cuando te quedas dormido y procuro levantarme de la cama sin despertarte -por ahí de las cinco de la mañana-, hasta que me atrapan tus brazos y me impides huir.

No dudes, es lo mejor.

¿Sabes? Vine aquí a falta de poder volver contigo. Luego de una semana perfecta, luego de semanas de dibujarte laberintos por toda la espalda para encontrarme. Luego de usarte deliberadamente para alimentarme/te de tu/mi sangre y sanarme, reponerme -más propiamente dicho-...Vine aquí porque no tuve lugar a dónde mas ir.

A donde regresé, me encontré con cuatro esquinas de mi vida anudadas con tu llanto. Anilladas a tu odio por lo que te hice, por lo que puedo hacerte, por lo que sabes que pasará si no te vas ahora.

Nunca he lastimado tan conscientemente a alguien... y quiero que sepas que lo disfruto/padezco, tanto o más que cuando te derrito con sólo mirarte en silencio un par de segundos y tu no hallas donde meterte y tus manos cubren tu carita cuando "te desesperas".

Entiende que por más que te necesite, ésta es la única forma de salvarte.
Olvídame... tu que sabrás cómo.

Pero ese día, el día en que te atrevas a dejar todo por mi, pensando que quizá así podrás tenerme, enterate que no tendrá caso... no estaré, porque no lo estoy ahora.

No se te vaya a ocurrir dejarla para quedarte conmigo.
Ni por un segundo lo pienses.

De cómo sobreviviré sin tus manos, sin tu mirada intensísima, fija, diciéndome todo lo que siempre soñé, sin tus muslos perfectos, sin tus letras (puta madre, ¿qué haré sin tus letras?)... de eso... no volveré a hablar jamás.

No, no soy para ti ¿Qué cosas no? Supe que tenías razón, pero no me atreví a confesarlo.

No llores... no valgo tanto la pena.


Luna Traumatizada dejándote en el aeropuerto

PD. Me aturden tus teamos por todas las ideas. Si éste es el día, si es hoy que me voy, entonces, cuando quieras, pasa por mi nombre (tu que me lo pedías tras repetirlo una y otra vez). Te lo regalo. Te estará esperando envuelto para regalo, justo en el mismo sitio en donde nos conocimos, ese lunes que me pediste mi celular, y yo, maliciosamente, te lo di.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Digamos que hacemos un recuento: los días contra las noches, los besos contra las lágrimas, el éxtasis contra el dolor, la vida contra la muerte; ¿que tanta diferencia habría hecho una bala en mi corazón?, ninguna, supongo, salvo el moño negro en el portal de mi casa, la casi viuda, un par de amigos y algunos trovadores de bolsillo cantando alguna ridiculéz mía hecha canción (supongo que ni Silvio ni Sabina se vestirían de negro por mi), entonces queda apostarle a las tardes llenas de melancolía, al hueco que traigo en el alma, a las ventanas vacías, a mis manos sin ti, a mi sexo sin ti, a mis letras llenas de tus palabras retumbando en mi alma, como te voy a olvidar (sin el tonito de cumbia), no se vale, tengo que insistir, no se vale que de tu boca salgan tales palabras y tales letras para hacernos creer que una diosa vendrá a enamorarse de un simple mortal, y no se vale, porqué de plano, enamorarse de ti es tan sencillo, pero tu risa, tus manos, tu sarcasmo, tu ternura, tu pasión, todo eso, se queda, tan clavado en mi, que ni siquiera duele, como va a doler la muerte amor. Mis letras no sirven, pero como siempre, recurro al viejo juglar, él si supo dibujar el desamor...

"Los abismos atraen. Yo vivo a la orilla de tu alma. Inclinado hacia ti, sondeo tus pensamientos, indago el germen de tus actos. Vagos deseos se remueven en el fondo, confusos y ondulantes en su lecho de reptiles. ¿De que se nutre mi contemplación voraz? Veo el abismo y tú yaces en lo profundo de ti misma. Ninguna revelación. Nada que se parezca al brusco despertar de la conciencia. Nada sino el ojo que me devuelve implacable mi descubierta mirada. Narciso repulsivo, me contemplo el alma en el fondo de un pozo. A veces el vértigo desvía los ojos de ti. Pero siempre vuelvo a escrutar en la sima. Otros, felices, miran un momento tu alma y se van. Yo sigo a la orilla, ensimismado. Muchos seres se despeñan a lo lejos. Sus restos yacen borrosos, disueltos en la satisfacción. Atraído por el abismo, vivo la melancólica certeza de que no voy a caer nunca."

Luna Líquida dijo...

LB (a qué se debió el anonimato... ah sí, ya lo recordé):

¿Sabes que resuena en mi cabeza una y otra vez? Tu voz diciéndome: Dame otra oportunidad.

Pido lo mismo para arreglar este desmadre.

¿Si?

LL

PD. Lo sabes, Arreola siempre me ha hecho ruido...

Anónimo dijo...

Pus no soy nadie (aunque escribo y tengo funciones vitales), nada mas un perdido que hallo este blog y que esta fasciando con la mujer que lo escribe. Te imagino morena, dulce y con ojos de fuego.
Si resultas rubia y de ojos claros creo que podria resistirlo.
Lo que yo no se como resiste un hombre son tus letras. El que escribio arriba tiene razon, parece facil enamorarse de ti.
Excelente blog. Felicidades niña de Chihuahua.

Un fan mas (chihuahuense tambien).