Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Felicidades, Brujita.

Nunca lees este lugar a pesar de estar metida en este blog todo el día. Por supuesto, sé que es la música la que te tiene aqui 'de fijo'.

Pero quiero decirte por escrito, yo que a ti jamás te he escrito, que te amo profundamente, hermana elegida.

Que estos ¿11? ¿13? años han sido una escuela completa de amistad bajo tu tutela.

Y aunque a últimas fechas hemos sido la peor, bueno, he sido la peor versión de mi misma: Gracias.

Gracias por quererme a pesar de ser lo que soy (aunque ambas sabemos que soy casi nada),
por sacar paciencia de no se donde para contener el mundo que se esmera en romper la puerta de mi habitación mientras tu me cuidas (aunque seas tu la que más intentas que abra esa puerta),
por las noches de hospital con mi madre,
por los gritos, mi llanto, mi incapacidad para ser una Luna normal,
por mi antisocial personalidad que te hace resolverme la vida,
por quererme a pesar de ser el peor ejemplo para tu/mi hija,
por soportar el peor año de mi vida a mi lado y no correr a esconderte, como lo has hecho con todo lo que te hiere,
como yo, que te hiero por sistema.
Por quererme (o algo así) aún sabiendo que no tengo ya nada para dar.

Gracias por enseñarme cómo es una amiga en las malas y en las peores (en la nieve, en las carreteras/cascadas congeladas, en las ciudades abandonadas por producir braceros, en los días de corazones rotos, en los campamentos, en las piramides, en las noches que ameneciamos platicando mientras nos alcoholizabamos (ja!), en tu ternura tan grande, en mi olvidada capacidad de querer que contigo se hacia grande y hermosa y de la cual ya no queda absolutamente nada...).

Te confieso que eres uno de los pocos seres humanos que respeto, supongo que por eso me reservo las 3 mil cosas que podría decir cuando me saturo de todo, pero que pesan mucho menos que todo el amor que te tengo, que toda la fuerza y equipo que representas en mis días.

Gracias por tu gente, por tu alma, por tu vocación de poetisa que no ejerces simplemente porque no se te pega la gana.

¿Sabes? He de confesarte algo: Siempre creí que tu eras el amor de la vida del amor de mi vida.

Pero ya sabes que padezco de ese mal terrible de enjaretarte con todo aquel que me gusta, como para que tu lo entretengas en lo que agarro fuerzas para huir.

Brujita, en este mundo y en el mágico, te he querido siempre, te he aprendido tanto, y lamento muchísimo ser tan poco. Pero esto que tengo, es lo único que sé ser por ahora, aunque también sé que antes había alguien en ésta que ves... ahora sólo queda un cascarón de humano, perdón por eso y nuevamente gracias por ser parte de mi vida.

Feliz cumpleaños, siempre, hermana elegida.


Luna Agradecida (y triste... como tu azul).

1 comentario:

es.quema. dijo...

hola. queria decirte que este blog es hermoso como sueño, y solo sueño, que tu tambien lo eres... hay cierta sensualidad en el aire... tus fotos... la foto de esos labios casi empañados... es muy linda...

un beso y un abrazo desde uruguay.