Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Una escritora poderosa


Usted es incriticable señor pero lo que le digo es sólo por decir algo.
Ya que usted nació escritor. Si lo sabía, ¿verdad?

Que mientras hago garras con mis críticas "agudas" (según el profe; pendejas, diría yo) casi todo lo que leen (incluyendo tus obras perfectas), tu me digas (poniendo tu mano en mi brazo, obligándome a controlar el ritmo cardiaco que aceleras): "Eres una escritora muy poderosa", cuando yo leo las mías, en vez de desquitarte y hacerme trizas (tu sí podrías, bueno... ahí si no me defiendo, casi cualquiera puede), me hace creer que será muy difícil que alguien supere no sólo el halago sino la forma y tiempo en que lo haces.

La última vez que hablamos de suicidio, te dije: es muy frío; cuando era magistral. Cuando yo hablé y no pude contener el llanto, me respondiste con... con todo eso que me dices que yo no sé como quitármelo de encima cuando pasan los días y te vas, y no te sé... y sólo espero, como adolescente, oírte en la radio para soportar hasta el siguiente sábado.

Que no me estorben tus 55, ni la forma en que tu arena se mezcla con mi presente.
Que no quiera confesarte todo cada vez que te veo.
Que pueda controlarme de traerte de la mano aquí o a cada lugar que habito.
Que no llegues hasta ésta que en realidad soy.
Que Leñero o esos rimbombantes amigos tuyos no te alejen de alguien que apenas sabe escribir su nombre.
Que esa forma de sorprenderte que se me trepa en el pecho cada vez que te oigo interpretarte,
se me pueda olvidar alguna vez.
Que la semana no se mida en los días que tardo para volver a oírte
(verte llegar, escribir detrás de tu macbook, tomarme un café contigo).


Publicista... por cierto, todos mis respetos a tu esposa.


Luna dolorosamente honesta

LL: No me odies, pero creo que habría que preguntarle a una mujer qué siente cuando tu le ves cada parte del cuerpo, así como lo escribiste. Digo, con fines literarios, claro. Para nutrir ese escrito, simplemente.
ALC: Respóndeme tu, ¿qué sientes cuando te veo cada parte? Es decir, también con fines literarios, obviamente.
LL: Pienso: Ojalá no fuera... publicista.
ALC: Jajajaja. Si, mas o menos como yo pienso: Ojalá no llame el próximo programa.
LL: Ahora tengo una canción para acordarme de ti, aunque me la mandaras a las 2 de la mañana luego de ponerla al aire como ¿Qué, tres veces.?
ALC: Si, por eso te la mandé, para que tengas algo para acordarte de mí ya que a mi no me quieres dar ni la dirección de tu blog.
LL: ¿Siempre haces eso, pagar con la moneda opuesta todo lo que te hacen?
ALC: No me había fijado, pero contigo sí, así me nace hacerlo.

Descarga el mp3 "Bubbly" de Colbie Caillat de Box (barrita lateral)