Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

sábado, 18 de octubre de 2008

BlackBerry messenger

Te aferraste a llevarme a ese restaurante carísimo. Una vez ahí, hablando de la revelación que te soy -nunca me habías escuchado-, me dijiste: Eres maravillosa.

Hice una broma de esas que odias cuando con humor negro me humillo, además de decirte lo de siempre (-lo dices porque me quieres-) y me viste fijamente, tomaste mi mano y repetiste lentamente: Eres una maravilla.

A los minutos, un mensaje en el BlackBerry messenger: "Son novios, son novios".

No lo busqué entre los comensales, sabía exactamente quién nos había visto. Y sé perfectamente lo que se dirá de nosotros mañana.

Preguntaste pero yo sólo sonreí, al tiempo que leía en la blanquísima servilleta de tela que escribías infame y descaradamente -con tu pluma fuente impecable-: Te necesito, (eso sí lo digo) porque te quiero.

Lo demás fueron mimos y cuidados mutuos, ah sí... y apagar el celular.


Luna totalmente Palacio.

1 comentario:

isis de la noche dijo...

¿Es un amor digamos... imposible??

Porque nadie puede ser tan de otro que como cuando se ama así..

Nunca..