Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

viernes, 17 de octubre de 2008

Bárbaras verdades

Cuando los días son como éste y salgo peleada con todos (¡con todos!), casi siempre te me apareces y haces que la histeria baje. Obvio, no hay que ser un genio para concluir que si te enojas con todo el planeta, la bronca eres tú. De todos modos nunca lo reconozco.

Regresando a ti, hoy fuiste brutal: Estoy afuera de tu trabajo, por eso te llamé (...) Ya no sé que inventarme para que estés cerca de mí. Ella lo sabe, no me pregunta si estoy enamorado de ti, pero sabe que algo pasa. De pronto, de la nada pregunta sin motivo: ¿has chateado con Luna? y sé que lo hace porque algo presiente.

Y ya. Colgamos, pero sin saberlo, todo el llanto se me esconde bajo las sonrisas discretas que me dibujas en las yemas de los días.

Entonces, vuelvo a ser un poco yo y un tanto menos animal.


Luna Bestia

No hay comentarios.: