Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Eso es la vida.



El vivir la ciudad en el mismo auto, el conversar unos minutos entre comidas, desayunos tardíos y despedidas; bailar a las 3 de la mañana en medio de una sala a oscuras; que te llame dos o tres veces al día para contarte que te oyó, que le pusiste una verdadera exhibida al diputadito o al empresario sobrepagado de sí mismo: eso es la vida.

Que se desnude lentamente para dejarte claro que no hay miedo; que le agradezcas en silencio -sin que lo sepa- mientras duerme, el que sea exactamente lo que habías soñado y no tenías idea que querías.

Que cuando nadie lo ve, se quede parado para ver a través de los vidrios de las cabinas de grabación, cuando te apasionas en una entrevista; que te observe sonriendo una tarde cualquiera sin ningún motivo aparente para luego confesarte que ama ser parte de tu vida aunque esté llena de nada.

Compartir, con todos sus inconvenientes, horarios y egos, llevadas a tu casa o falta/exceso de sueño, lados oscuros y hasta la ternura cuando nadie los ve.

Excesos durante tres días donde todo se trata de él, sus trámites, luchas por lugares, propuestas y cambios sociales que se antojan imposibles para cualquier lugar fuera de Utopía; para después comerte por 10 días, toda su vida para que viva la tuya, sólo la tuya.

Que la cotidianidad de las nubes y del frío -o del hielo, como hoy- les deje claro que se conocen, que eventualmente se pueden amar... eso es la vida.

Lo demás, son purititas mentiras.


Luna dolorosamente realista

lunes, 25 de febrero de 2008

"...es más fuerte que el amor..."

Domingo 7:00 Am / Sala de la casa de la Bruja
Café con leche / amanecer que obligó a abrir la puerta

Br - Terrible que el príncipe de chocolate me deje en la puerta y cuando me besa no siento nada.
LL - Que cosa mas horrenda.
Br - Creo que el problema soy yo. No volveré a sentir nada con nadie nunca.
LL - Estoy segura de que no será así. Mira hay algo que es a prueba de errores. Lo sé por experiencia: prueba a mi príncipe de chocolate -mío por que es mi amigo-, y verás que a fuerza de costumbre, lo que vivas con él -que no habrás vivido con nadie más- será único, no sólo porque es famosillo, seguro de sí mismo, muy galán y súper divertido, sino porque una noche en su piel de caramelo oscuro bien podría valer el desvelo.
Br - Ni como negártelo.
LL - Me he dado cuenta, ya bastante entrada en vejez, que al final de eso se trata la vida, de acompañarse. De que tanto ir y venir por ti, comer juntos y contarse la cotidianidad, eso hace que después sea cómodo quererse, gustarse incluso.
Br - Pero no deja de ser conformarse con un cuerpo, con una carita, con una personalidad que a fuerza de interesarse por ti, hace que te intereses en él, ese es el asunto, que me choca conformarme, me molesta, porque a fuerza de que los días vengan uno tras otro, y él sea el que este aquí, no me quedará mas remedio que terminar queriéndolo, justamente por costumbre y si hay sexo es peor. Es que estoy mal, ya no hay nada de eso que me hacía sentir adrenalina rebasando mi razón... se me ha ido todo. Con decirte que el francés, con todo y sus 60 años me conmueve más que todos los de aquí juntos. No sabes lo que daría por volver a sentir algo por alguien, y no tener que conformarme con acostumbrarme con el que esta aquí.
LL - Algo sé de eso.
Br - ¿Tu? ¿Con quien carajos te pasó eso?
LL - Ah, es un secreto muy bien guardado, se llamaba como un apóstol y era el que estaba aquí mientras yo quería a alguien que estaba lejos.
Br - Uta, ya se cual. Pero, a poco te acostumbraste a él.
LL - No lo supe hasta meses después de que terminó todo entre ambos.
Br - No te lo puedo creer.
LL- Creeme, lloraba por él, lo extrañaba, fue terrible, pero era solo por la costumbre que me generó, su loción, sus manos, su acento, nuestras visitas nocturnas, las veces que lo dejaba esperándome hasta dos horas, la forma en que me... besaba, la manera en que decía "hay Luna, no sabes como me tienes" y yo me reía, porque estaba tranquila de querer a otro, mientras con él jugaba a no se qué. Hace poco volvió a hablarme y me di cuenta de lo mucho que lo extraño.
Br - ¿Cómo?
LL - Después de... cua.. tres.. cuatro o tres años, no me acuerdo, de no dirigirme la palabra, pero de nada a nada, el otro día entró a mi oficina preguntándome algo que sabe por demás: eres ¿Líquida, verdad? ¿Luna Líquida?, me dijo. Yo estupidizada por su presencia, por su voz, por su sonrisa, dije que si con la cabeza pero no articulé palabra. Me dijo algo de que no se quien le dejo un recado para mi y se fue. Yo no me moví, no dije nada, no hice nada. Pero casi me desmayo. Me di cuenta de que en verdad lo extraño. Chingado, que difícil fue. Querer a uno mientras otro te... besa, amar a alguien mientras otro te rapta, te enseña estrellas y te hace defenderlo de sus pretendientas, decirle a alguien al teléfono que es el amor de tu vida, mientras otro es el que esta contigo en el cine, pidiéndote matrimonio en un restaurante caro con un diamante precioso. Lo más triste es que él, el apóstol, sabía que había alguien más, lejos, pero lo había, se lo confirmé el día que rechacé su oferta de matrimonio. Luego, obvio, todo quedó mal, pero en una tregua, en un intento de comunicación que inició él mismo, yo quería ser su amiga, algo, pero a los 5 o 6 correos me pidió que mejor no, que era mucho el dolor de todo lo que tenía que ver conmigo, que me quería toda o prefería nada, que pretendía continuar con su vida. Y ya sabes lo que pasó... No, que cosas tan feas, que bueno que ya no estoy en esas circunstancias.
Br - Hija de tu madre, era cuando cambiabas de auto con la güera para que no identificaran el tuyo haciendo porquerías en el parque al sur de la ciudad, si me acuerdo.
LL -
Jajaja ¡Qué desmadre para cambiar de autos! Ah, que tiempos aquellos, el asunto era la cruda moral cuando llegaba a las 2 o 3 de la mañana a hablar con quien entonces quería. Fue una etapa difícil, porque sí lo quería, pero el apóstol terminó quedándose con algo, la cosa fue que yo misma me enteré mucho tiempo después. En efecto, la costumbre, ya lo dice Juanga, a veces es más fuerte que el amor.
Br - Ay no, me va a terminar pasando eso: me conformaré con la cercanía del príncipe de chocolate, pasados algunos días se volverá importante todo lo que dice, lo que vivimos, cuando a mi no me interesaba, cuando yo iba a otro lado, iba con alguien más, pero me quedaré con su cuerpo, con su vida en la mía, lo veo venir, lo veo venir, que caray.
LL - Sí, que caray...


Luna en Retrospectiva

domingo, 24 de febrero de 2008

Bienvenido a mi mundo.

Día 23: Adiós Amor.

H - Terminamos.
L - ¿Cómo?
H - Sí, no tengo tiempo para una novia.
L - Sé lo que es eso.
H - Gracias a Dios que ella vive en otra ciudad si no hubiera sido ridículo jamás poder verla, así por lo menos tenía esa excusa, pero ni los fines de semana me daban para verla. Y en las noches ya lo único que quiero es dormir.
L - Bienvenido al periodismo. Me da mucha tristeza que luego de tantos años termine una de las relaciones más preciosas que he visto. No te va a pasar a ti (como ni a mi me pasó), pero esta es una de las razones por las que los metidos en este rollo acaban siempre relacionándose con los mismos tipos y tipas, porque son los únicos que vemos de manera mas o menos frecuente. Por eso termina todo muy enredado, acaban con el esposo de la compañera de trabajo que cubre la misma fuente, o con la mujer de la competencia que desayuna en el mismo lugar, quien ya fue amigovia de todos los demás. Es una mecánica muy severa.
H - No quiero que me pase eso.
L - Ni yo.
H - Es que no tengo tiempo, estoy cansado, hay mañanas en que no puedo despertarme, no me responde el cuerpo, en verdad. ¿Cómo le haces?
L - No es mérito, es biología; las mujeres resistimos mucho más que los hombres. Será eso.
H - Qué mal plan.
L - Sí, que mal. Lo que es peor: pronto necesitarás una novia... luego necesitarás una vida.


Día 39: Hola Drogas

H - Así como hoy son todos tus días, ¿Verdad?
L - ¿Cómo?
H - Sí, así como me la pasé hoy, te la pasas tu diario.
L - Si, solo súmale el noticiero de las 7 mañana, el programa del medio día, y lo de la prensa, y sí, es un día muy cercano a uno de los míos.
H - ¿Y te odias?
L - Casi todo el tiempo.
H - Pero, ¿Cómo aguantas?
L - Pues ha sido difícil por eso por mucho tiempo me maltraté de algunas formas, ahora lo hago de otras, para poder resistir el ritmo.
H - Pero usas drogas, ¿no? sólo así puedes aguantar tanto.
L - No, aún no le entro a eso, pero no descartes que dentro de poco las necesite urgentemente.


Día 51: Gracias Cruda Moral

L - ¿Qué tienes? ¿Por qué andas de ese genio maldito?
H - No, estoy muriendo de sueño, estoy cansado y tengo una cruda moral espantosa.
L - No invoques el cansancio. Estoy muerta, también con cruda moral y todavía me falta internarme en la empresa hasta la madrugada.
H - ¡No es cierto!, te ves fresca como una lechuga.
L - Me veré como lechuga, pero eso no tiene que ver con la frescura, sino con la costumbre. No se te olvide que aún falta el proyecto más grande, donde ahí sí estamos en la vista de toda la ciudad, falta el tiro más largo. No te canses antes de empezarlo.
H - Apenas llevo 3 meses y ya no puedo más.
L - Si puedes. Vas a poder. Vamos a hacerlo.
H - Estoy agotado y en un rato voy a una cena con Irán Castillo.
L - ¿Quién es?
H - Sabrá Dios, pero la voy a entrevistar.
L - Ok, pero que no sean de esas entrevistas recientes que haces donde siempre terminas con cruda moral.
H - Ok, no prometo nada, pero lo intentaré.


Luna en Programa de Entrenamiento

PD. Lo que no te dije es mi clave: resisto porque estas conmigo, Hermanito. Tan metido o más que yo. Eres mi motor de luz.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Lo sabia.


- Es que... tengo miedo a decírtelo, a penas te encontré y temo perderte, pero quedamos que sin mentiras.
- Si, por favor, sin mentiras.
- Anoche dormí con alguien.
- ...lo sabía.
- ¿Cómo?
- Se siente.
- ¿Cómo yo sentí lo de tus cinco de la mañana?
- Sí, como tu lo sentiste.
- ¿Voy a perderte?
- No.


Luna Mentirosa

lunes, 18 de febrero de 2008

Tos de domingo.

- ¡Hola!
- ¡Hola, buenos días! ¿cómo supiste que estaba aquí?
- Estaba profundamente dormido pero escuché una tos. Automáticamente desperté con una felicidad muy grande. Me dije: yo amo esa tos. Luego volviste a toser y pensé: tiene que ser su tos... fue como un resorte que me levantó ¡y sí eras tu!
- ¡Papito! Vuélvete a dormir, son las 6 de la mañana.
- M'ija, qué bueno que viniste, siempre me hace mucho bien que vengas.
- A mi me hace mucho bien que me ames.

Luego nos quedamos platicando hasta que los demás comenzaron a despertar.


Luna Tosijosa

viernes, 15 de febrero de 2008

No soñé contigo.

- ¿Qué tienes? Andas extraño.
- Ni siquiera te acuerdas, ¿verdad?
- No, ¿qué pasó?
- Te habló un fulano a las 4 de la mañana.
- ¿Si?
- Si
- ¿Quién era?
- Le dijiste que lo amabas; el fulano respondió que él a ti también "y mucho", ¿no recuerdas quien era?
- ¿Creerías si te dijera que no?
- No. Dentro de lo dormida que estabas, olvidaste que yo estaba contigo.
- Ya lo dijiste, estaba dormida, ni siquiera supe que hablé con alguien.
- Sonó tu teléfono toda la puta madrugada y sólo esa llamada respondiste así. A otros no les respondiste y algunas fueron llamadas muy cálidas pero no así. No estoy tan wey -aunque a veces parezca-. Dime quién era.
- Estaba dormida.
- Mientras no sea el pendejo ese divo perdonavidas con el que trabajas en las mañanas, puedo soportar que sea uno de esos chavitos que conoces.
- Gracias por el permiso pero no lo necesito. Deja de suponer cosas; si alguien tuviera idea de que te/me quedas/quedo dormido/dormida conmigo/contigo, podría suponer que hay algo entre los dos... no cometas ese error, suponer conmigo es una cosa que siempre sale muy mal. Mejor ven, duerme, yo te cuido. ¿Va?

Le besé la frente, me abrazó, pero en secreto segundos antes de dormir, sonreí sólo para mi: no fue un sueño... sí llamaste.


Luna Dormida

jueves, 14 de febrero de 2008

No es mucho...

Sencillamente pasa que esperé,
con todas mis fuerzas,

que hoy estuvieras aquí...

Luna Triste

PD. Qué tonta, ¿verdad?

miércoles, 13 de febrero de 2008

No te cases.

"En 20 años, voy a enterarte de lo que le he negado a todo el mundo"


Te morirás de risa cuando sepas lo que pasó ayer.

Esa mujer por la que te preocupaste tanto, por la que fuiste al banco, y a todos esos lugares para ayudarla, esa mujer que es mi amiga y que acompaña a veces, cuando nadie más lo sabe, mi llanto por el cansancio (por el hospital, mi proyecto, su ausencia -sobre todo por su ausencia-) y la presión de ese trabajo que un día va a acabar con nosotros... bueno, pues ella, me invitó a comer.

Lo extraño fue que en medio de una seriedad poco común me pidió un favor -aguas con caerte de la silla-: evitar que te cases, amigo.

Así, como lo lees.

Me dijo algo que ya me ha repetido y que incluso tengo aquí, con muchos posts no publicados sobre nosotros (sobre ese 'Tu' profundo que pronuncias cuando me hablas, que me mete en la dinámica de saberte mío, como mi mano o mi pie, o el huesito de la cadera cuando amanece tu mano sobre él), en este blog al que no llegas por gracia divina.

- Están cometiendo un error enorme, garrafal.
- ¿Por qué dices eso? ¿Estas loca?
- Tu y él se quieren.
- ¿Querernos? Es poco. Yo lo adoro.
- Exacto, pero no como amigo. Luna, de verdad, es muy evidente para mi que te quiere más que a una amiga, y no sólo para mí. Esta con ella por estar con alguien, porque tu eres un laberinto, no lo dejaste entrar por ningún lado pero sé, lo siento, él te quiere mas que como amiga. Le importas mucho.
- Sé que me quiere como a nadie, soy su mejor amiga, pero su novia también lo es. Quizá en un principio me quiso confundir con ciertas frases, llamadas pero ya no, ya ha pasado mucho, sobre todo tiempo... la relación con ella es sólida, bonita, es una gran chava. Por amor de Dios, ¡yo le ayudé a conseguirse esa novia! ¡yo lo encaminé por el sendero de la monogamia! ¡elegí el anillo de compromiso que le dio a su novia! No me vengas a decir esto, ahora, aquí.
- Te haces tonta, lo quieres, pero no lo vas a reconocer jamás y van a cometer un error porque lo que hay entre ustedes es mucho mejor que la compañía que tienen ellos dos. Esta con ella porque no sabe estar sin mujer, es demasiado pasional pero tu eres el amor que él necesita. Y lo sabe. Pero cuando él quiso, tu estabas enamorada de otro, no le diste entrada, por eso, solo por eso quedó como tu amigo pero nomás. Ahora que eres libre, no lo dejes casarse. Prueben primero ser pareja. Si me equivoco, volverán a ser amigos, le regresas con esa u otra novia y listo.
- ¿De qué hablas? Yo no lo quiero como otra cosa.
- ¡No me mientas, con un carajo! No soy una niña, te llevo 20 años, sé perfectamente de qué hablo. Si quieres engañarte o pensar que porque no lo dices no es verdad, allá tu y allá él, pero cada vez que lo tocas, el cierra los ojos y tiembla... cuando te ve, se le ilumina el rostro, entra a preguntarme todo el día por ti. No puede ser que esten tan tarados siendo dos personas tan brillantes. Ya te dije o impides esa boda o lo hago yo.

Quedé pasmada, callada, en shock. Ella siguió:

- Tu y él se quieren, pero se hacen pendejos porque eso significaría darle razón a los rumores. ¿No?
- No. No me gusta así, no lo quiero así. Entiéndelo.
- Ay mijita, que afán de hacerte mensa. De verdad, qué terca eres, que monserga es verte aferrada a no dar tu brazo a torcer.
- A ver, entiende, si yo quisiera algo con ese wey, ya se lo hubiera dicho o hubiera, no sé, buscado algo. No, comprende: doy mi vida por él, pero no lo quiero como tipo, sino más allá, como ser humano. Es el hombre que siempre quise para ocupar exactamente el lugar que tiene. Mira, fíjate muy bien: lo amo, pero nunca se lo digo porque él entiende eso de forma diferente pero amo todo lo que lo involucra, incluyendo su amor por ella, su amor por su familia, por las causas, por su indignación ante la injusticia, por su sometimiento a la voluntad de un bien mayor. Adoro incluso, su lealtad a ese partido político que a mi me da nauseas, pero en él, todo lo que cree o hace me parece perfecto, incriticable, absolutamente adorable. Desde como maneja hasta como come, como se ríe, amo que sea mi amigo. Estoy impedida para verlo como hombre, lo veo como un semidios, o como un hermano mayor. Es que es absolutamente fraterno. No tengo por qué mentirte, no me gano nada, podría aquí confesarte, ya mismo, si fuera otra cosa pero por la vida que tengo, que no es así.
- ¿Si? y ¿Por qué siempre que se te viene el mundo abajo es tu primera opción? ¿Por qué jamás le dices que no a nada cuando eres una mujer con un caracter tan fuerte que le niegas lo que sea a personas tan canijas como "el Jefe"?
- ¿Cómo lo sabes?
- Ni cuenta te das cuando lo mencionas como tu salvador estelar. A ver, ayer que el jefe celosísimo por tu nuevo trabajo te citó tarde, ¿quién se quedó esperándote hasta muy entrada la noche? Le importas y es demasiado obvio. Todos sabemos que cuando estas y él también, lo mejor te lo va a confiar a ti y tu lo vas a hacer. Mira, ya basta, quiero terminar esta platica aquí, no te traje para verte hacer cara de anonadada, fingiendo que estoy hablando en otro idioma. Voy a resumir esto diciéndote: cuando él toca tus mejillas -no hagas esa cara, he visto como se tocan y se quedan viendo como niños de primaria que encuentran que se atraen con alguien del sexo opuesto por primera vez y la novedad del sentimiento les impide moverse-... pues bueno, esos ojos de borrego que pone cuando lo tocas, solo los pone mi marido cuando tiene un orgasmo conmigo. Espero te quede claro de qué hablo. Ahora sí, ¿qué vas a pedir?


Luna mejor Amiga (aunque el mundo diga lo contrario)

domingo, 10 de febrero de 2008

Luego por qué te quejas.

- De acuerdo, tenemos las pruebas completas, las 800 hojas y el caso documentado. Declaraciones, información por expertos...
- Sí, todo. Entonces lo decimos al rato, ya lo escribiste, supongo... que truene lo que tenga que tronar.
- Pero no lo vamos a publicar.
- ¿Cómo?
- No, acaban de salir de la oficina del jefe todos los weyes del corporativo y se tomó la decisión de que aquí, no sale nada.
- Me carga... pero son como 2 mil 500 personas afectadas.
- Lo son. Pero nadie, ni los peritos, ni las instituciones estatales, ni el municipio, ni el Congreso, nadie dirá nada.
- ¿Y qué hacemos?
- Lo único razonable: no digamos nada, no tiene caso, somos solo nosotros en nuestros medios pequeños, no podemos hacer tanto ruido como se necesita. Además me llamaron hace rato, me dijeron que no le haga "al héroe", que tengo una familia.
- Mmmm, ok, entonces lo digo yo. Yo no la tengo, y una amenaza de muerte más, no creo que haga primavera.
- Jajaja, Babosa.
- Cobarde.
- Bien, entonces grabemos la entrevista con el líder del movimiento.
- No lo creo. También amenazaron con tronárselo.
- Ni te quejes, por tu culpa metieron al bote a aquel maestro que representó a los colonos en otra bronca parecida.
- Una cosa es preso y otra muerto. No compares. Además ya salió, me costó medio año, pero ya la hizo, les conseguí reubicación. Pero aquí cae un pez más gordo, así que mejor no lo usemos. Mira, plan B: grabemos todo lo que nos falta, editemos lo que ya tenemos, enviémoslo a cadena nacional. En unos días, cuando ya lo tenga en su poder el noticiero estelar, difícilmente lo dejará ir. Avergoncemos al gobierno del Egolandia, al Congreso y a nuestro flamante alcalde, a la procuraduría, al instituto, a todos. Quizá así, ante la presión publica, los 200 millones sean poco para lo que la burla nacional les hará. Para entonces, aquí ya todos se habrán callado, quizá haya muerto la primer familia, y podamos haber "avanzado".
- ¿Segura?
- Tanto que puedo hacerlo sola.
- No, aquí estoy. Me ofrecieron una casa de 10 veces el valor de la actual... pero maldita sea, tráete la cámara.
- Aquí la llevo, ¿dónde esta la batería extra?...


Luna Reportera

PD. ¿Y luego te preguntas porque circulan anónimos sobre ti?

jueves, 7 de febrero de 2008

Bloqueada.

- Día cualquiera / 8 de la mañana / Conversación en el GTalk (siempre en el celular)
- Cruce de las avenidas Teófilo Borunda y Juárez / Chihuahua, México :


G:
Tengo que tomar una decisión, una de esas que separan a los hombres de los niños.
L: Entonces no la tomes.
...
G: Véndeme un post. ¿Cómo a cuanto andan?
L: Pu's andan caritos en estos días.
...
G: ¿Sabes? La forma perfecta de conocerte, será un día en que yo este en la barra de un bar -el mismo de siempre- y que tu llegues, y sin tocarme, sólo susurres: emparedado.
L: Tengo mejores ideas para ese día, pero no es mal comienzo.
...

(...)

Luna Confundida

martes, 5 de febrero de 2008

Descaro.

Acabas de llegar y ya estas repartiendo milagros. (Gracias)


'Te pido de donde estés, me vengas a buscar'...
(E.O.)


Luna "Todavía"

- Descarga el mp3 Inmensa soledad de Edgar Popcesansky en Box (cajita lateral)-

lunes, 4 de febrero de 2008

Egolandia IX

Hoy iba a ser un día perfecto, pero se me atravesó tu muerte.

Y tu promesa rota de estar conmigo, de oírme en el dichoso debut, de cuidarme como todos los días que me cuidaste como si valiera la pena.

Cómo lo hiciste con todos.

No hay forma alguna que pueda describir mi desolación esta mañana, cuando a las 6 lo primero que vi fue una plana completa, pintada de rosa, con tu sonrisa en ella y la clara muestra de que algo te pasó.

"No, no puede ser, no es cierto", me dije; no quise saberlo hasta que terminara el programa porque me paralizó la sola idea de que fuera verdad y estuvieras muerta.

Pero no mejoró con las horas, porque sí, es un hecho irreductible: ya no estas.

Pero, ¿qué hago yo que aún tengo tu cuerpecito tibio y tu amor cubriéndome el egoísmo, tu voz regalándome la certeza de que al menos alguien en el universo tenia fe ciega en mis pisadas inciertas?

Cómplice de cada llamada prohibida que nos hacíamos entre aquellos que no eran libres a los que sí, y tu lo sabias, nos permitías jugar a creernos capaces de fabricar heridas imposibles de sanar; jamás nos enjuiciaste. Gracias siempre por eso.

A mi me bastó tu mirada, reflejo de tu alma buena con ese: será muy jefe, pero vales más que esto, mi niña.

Esa vez me detuve a mitad de la recepción, agachando la cabeza absolutamente avergonzada, decidiendo, como decidí, que mi camino estaba lejos de los hombres de ese lugar, de ese lugar completo. ¿Te acuerdas?

En cada cumpleaños tus flores eran soles... ahora, hoy, con todo y el metro y medio que median las del góber de Egolandia, las tuyas me hubieran llenado la vida de esperanzas.

No sé qué afán este de perder tanto que he amado... ahora te me fuiste tu y te nos fuiste a muchos. Hoy Egolandia es un pueblito más triste sin ti... ¿lo imaginaste mientras te morías?.

¿Sabes que pensaba? Que ésta maldita y asquerosa forma de ser sólo me regala algo bueno, o me lo dio esta vez, contigo: no me quedé con ganas de decirte nada.

El último día que te vi te lo repetí: sin ti, mi trabajo sería imposible, gracias a que existes, es fácil ser reportero de este lugar, es fácil ser jefe y gato y ser feliz, porque eres la mitad de las razones que me hacen sonreír cuando pienso que vendré y estarás aquí sentadita.

Te estoy extrañando tanto, como no pudiste saber que lo haría y no, ya no existes.

Descansa en paz... ahora que por fin puedes.


Luna sin Luz, que aún no puede creer que ya te fuiste.

Apuesta.

- Apostemos algo ahorita que acaba de comenzar el juego.
- ¿Cómo? Le vamos al mismo equipo.
- No rajes, algo trascendental, que duela.
- Te aprovechas porque sabes que soy fanática de las apuestas (Dios me libre de los casinos). Pero va, si gana nuestro equipo, nos vemos la semana que entra. Si pierde, jamás lo hacemos.
- Chin, no imaginé que tan trascendental... Pero va... Aunque...
- Jajaja ¿Quién se va a rajar?
- Uta... no, pero ¿Por qué eso? Otra cosa menos importante.
- Eso o nada, dijiste: algo que duela.
- Bueno... va...
- Jajajaja. Es remota la posibilidad de que ganemos. Le voy a Gigantes porque todos le van a los Patriotas.
- Eso creen todos pero vamos a vencerlos por el ataque aéreo, eso nos va a dar el gane en los últimos minutos... o segundos.
- Lo dudo mucho, pero ya apostaste y no acepto reclamaciones.


Luna a punto de verse con Nostradamus

domingo, 3 de febrero de 2008

Fama



- ¿Lista para el Lunes?
- Lo estaba, hasta que me di cuenta de cuántas llamadas hicieron, pero sobre todo quienes.
- ¿Se asustó?
- Se me hizo mucho más grande de lo que esperaba, mas bien.
- Lo es. Mucho más grande de lo que se imagina, y eso es muy bueno y muy malo.
- ¿Malo? ¿Por qué malo?
- Porque la fama es mala cuando se es tan joven.
- ...Si, eso dicen.

Luna (positivamente) cada día más vieja

sábado, 2 de febrero de 2008

Dios de todas las criaturas nocturnas:

(...incluido mi lado oscuro indomable)


Feliz, feliz cumpleaños, niño de Mar.

Aún estas aquí... no te irás nunca (ya deberías saberlo).


Luna Oscura


PD. Sólo alcancé a leer: "aún te amo"... mi cel esta chafeando.
s.q.s.h.u.p.m.s.t.