Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

sábado, 17 de enero de 2009

Tumor

Yo abrí este blog el mismo día que me dieron una noticia tan fuerte como hoy.

Ese día necesitaba ponerlo en alguna parte y no había nadie más que escuchara sin verse seriamente afectado.

Ahorita, estoy sentadita aquí, en la primera mesa de este céntrico Sanborns, esperándolo acompañada de un café asqueroso -como casi todo el café de ésta mugrienta semana- y de las miradas de sorpresa de los dos o tres metiches que lograron oír (mi voz con altavoz incluido mediante) la noticia tal cual me la dio mi madre. Acabo de colgar.

Pretendo que estar subiendo este post por medio del telefonito me sea de utilidad lo suficiente como para contener el llanto.

Sabes que por lo general odio las escenas en lugares públicos (a veces, otras ya sabes que se me da natural el espectáculo).

Él esta por llegar y solo quiero abrazarlo hasta que no sea cierto.

Quiero que me vea y me diga que todo va a estar bien, que no puedes estar tan enferma.

Mira, quizá ahora que eres Mamá me comprendas, porque yo puedo luchar por los grandes, verlos minarse y sufrirlo pero reponerme, enfrentarlo. Pero no estoy lista, nunca estaré lista para que lo que sea que tengas esté en TU páncreas. Los mayores (aunque sólo lo sea por un año) no estamos preparados para ver enfermos a los menores. Es genético, no creas que me niego sólo porque se me antoja (ojalá fuera sólo eso).

Como no lo estuve para verte llorar el dia en que se burló de ti un mocoso del kinder y aunque yo era grande (estaba ya en primero), me sali de la fila en lunes en medio de los honores a la bandera sólo para patearlo y advertirle al tarado que si se volvia a burlar de tus alas de angel lo iba a lamentar. Te abracé, te lleve a la fila de los grandes de primero y los babosos de tercero de kinder te vieron partir mientras te limpiaba las lagrimitas y mis amigas te recibian y chuleaban tus alitas.

Eras la niña más preciosa del mundo entero, tan rubia y tan perfecta.

Desde entonces nadie se mete contigo. Bueno... salvo el par de pendejos que te partieron el corazón y a los cuales conociste cuando yo no estaba en tu vida.

¿Sabes Doc? creo que con esto se explica buena parte de todo lo que te pasa.

Cuando recibí la noticia -y llevaba unas líneas de este post- le llamé a la única persona que considero mi hermana mayor aunque sea una hija de la chingada. Muy concreta me dijo: páncreas... eso significa miedo.

"Quitale el miedo y se cura".

Y creo que es el diagnóstico más perfecto que alguien ha hecho de ti. Ella ha dicho la verdad más grande que te define aunque jamás te haya visto en su vida.

Yo no tengo nada contra las personas tan delgadas, pero era evidente que algo te ocurria. No, tampoco tengo nada contra los genios incomprendidos que odian al mundo (creci contigo) pero al menos hoy, orgánicamente se explica tu caracter tan encabronadamente dificil (casi casi tan dificil como el mio -nomas que ese no tiene tumor que le de explicación-).

He tenido que levantarme de la silla unas 10 veces para poder establecer que me late el corazón, que no estoy dormida porque me rebasa la sola idea de creer que eso que tienes es tan grave como suena.

¿Te acuerdas cuando el IMSS tuvo que arrodillarse ante una simple pasante? ¿No olvididas a las funcionarias y a los médicos que hemos dejado sin licencia y sin chamba sólo por meterse contigo, verdad? ¿Del rector que sacamos de tu facultad? ¿De la adscripción médica que se modificó a tu antojo? ¿Mi madre y el milagro que vivimos diariamente a pesar de la adicción y de las recaidas?

Hemos vencido a un sistema entero para que cumplas tus mínimos caprichos. Esto no será la excepción. Aunque aún no tenga la más puta idea de cómo lo vamos a hacer.

Y él no llega, él no llega y el llanto esta haciendo lo suyo para abrirse lugar en mi carita, frente a todos estos desconocidos; además se me agolpa la desesperación aquí, en este lugar que se ha hecho inmenso de un momento a otro.

Quiero confesarte, hermanita, que él es la única guerra que he perdido, todas las demás, una por una me dedico a ganarlas. Lo sabes, has luchado a mi lado varias de ellas.

La tuya (a ti) la voy (vas) a ganar.

...

Ya llamó, esta afuera, salgo para poder llorar en paz... en su paz.


Luna frente al Ángel de la Independecia a punto de declarar una revolución.

3 comentarios:

Pandora dijo...

Hola, Luna:


Magnífico texto.


Pandora

Anónimo dijo...

Me gusta leerte. Saludos.
Miranda

Juan Pedro Arzacc dijo...

Ya veo porque fué el que mas les gustó...felicidades por el escrito, lo que necesites para lo demás... aqui sigo...xoxox