Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

lunes, 18 de mayo de 2009

En el nombre sea de Dios todopoderoso

Hay gente que sencillamente, no debería morirse.
Algo se pudre en el Universo además de su carne cuando se van.
Descansa en paz -tu que podrás- sin nosotros,
ya que nosotros sin ti no creo que podamos vivir igual, Mario.

Oye, falta una hora y media para que empecemos, así que ante este desquicio que me tiene sin dormir desde hace días, ésta intoxicación sugestionada en la que estalla mi cabeza incontrolablemente, por muertes que no deberían de haber ocurrido o por la presión de todo lo que descansa sobre nuestros hombros, vengo a decirte algo que no tendrá sentido venir a decirte después: Gracias.

Por hacer equipo, por llenar, sin saberlo, tantos huequitos que fueron dejando mis propias carencias en la vida de tantos que finalmente repercutieron en la mía.

El show debe continuar... y hoy se levanta el telón.

Dios nos ayude.


Luna muerta de miedo

1 comentario:

Ministry of Silly Walks dijo...

Hay tristeza en todos lados que pega más porque no se ve.