Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

sábado, 18 de julio de 2009

Masoquismo

Me voy a contar la verdad porque lo necesito; me urge:

Me estaba enamorando de ti.

No lo entiendo, no lo quería, incluso puedo decir que odié que me pasara.

“No vale la pena darle en la madre a tu carrera periodística por un hombre”, me dijeron. Pero no lo hice por un hombre, lo hice por una familia.

Con el afán de evadirme de esa realidad explicaré lo que me atreví a hacer en el caso más extremo de masoquismo que he visto en mi vida:

Volví a leerlo, luego de ocho o nueve meses de no acordarme ni de la dirección del blog. Me enteré de que borró aquel post del "te amo”, por otro donde la “esperanza” moría. Luego pensé en que para mí sólo es la idea de un hombre. Que debo estar loca para haber querido como quise a alguien que sólo existió en mi cabeza. Que es nada. Fue nada. Nadie.

Lo leí para poder asirme a algo que no fuera la forma cálida y protectora en que tus manos entrelazadas a las mías, se pertenecen, se untan, se son. Tu lo dijiste: ¿cómo es posible que embonemos tan bien y no te des cuenta?

Lo leí para distraerme del recuerdo de aquella noche en el sofá de mi casa que aún me despierta cuando tus gemidos me estorban para conciliar el sueño, y nuestro mal sano apego al BlackBerry me hace desvelarte para contarte todo.

Me atreví para olvidar la manera en que en tu coche o en el cine no me daba por quitar tus manos de mí, ni podía quitar tu boca de mi piel cuando nadie nos veía, cuando me abrazabas fuerte para no decirme nada.

Me empezabas a vulnerar de formas intolerables y por eso me voy. Para que jamás lo sepas. Para que creas, como crees, que sólo tu te quedaste embarrado en mí, y yo, como con otros, salí intacta de tu ternura y corazón bueno (de tus besos... ¡qué rico besas!).

Eras tan improbable. ¿Cómo podía imaginar que serías un clon del hombre de mi vida, con muchísima más terquedad para conquistar a una psicopata?

Ay Dios, en serio tenía que irme.

A últimas fechas marcaste distancia.

Las flores, los autos regalados, las Denali doble cabina blindadas que enviaban por mi para ir a cenar, todo eso, empezó a pesar.

No eres un niño a tus 36, lo demostraste severamente, desapareciendo de la noche a la mañana.

Necesito huir o me derretirás. Cuando me enamoro hasta los huesos, así, como ahora, me vuelvo un pendejo, necesito alejarme todo lo posible por mi bien. Más obvio no puedo ser. Se han dado cuenta todos los que me conocen, confesaste un día.

Incluso ahora mismo, que interrumpes este post para decirme: cierra ese círculo para que puedas ser mía, me río y pienso: sí, por primera vez, creo, quiero/puedo enamorarme de alguien de carne y hueso, no de alguien que habita en mi cabeza.

Pero esas ideas desaparecen rápidamente con los tragos de realidad que me fuerzo a tomar.

So... sacrifico mi "carrera periodística" (lo que sea que eso signifique, si es que significa algo para alguien), para que te quedes con tu familia. No sé a ti, pero en lo que a mi respecta, es un trato justo.

Mujeres como yo, hay muchas, bueno no, pero hay mejores. Hombres como tu, no hay. Mejor aquí, ahora, que ya desvanecimos los límites, que ya te enamoraste; mejor ahora que aún me puedo detener. Mejor aquí.


Luna Cobarde

PD. Me da risa ahora pensar en que me pusieran el ‘Lu’ de sufijo a mi nombre. El que me lo puso me lo explicó un día:
Fu: Estas como la niña de la canción: a la hora de la hora, tu juras que no eres para nadie, y que nadie es para ti; no, LunaLu, el asunto es que un día tendrás que conformarte, como lo hacemos todos. Conformarse con alguien no es tan malo. Fíjate en ese mismo wey del que contaste una vez, se lo ligó la vieja que más le hizo ojitos, la que estaba en la cuadra, era de a huevo. Así nos pasa a todos. Mira, si tu sigues aquí, vas a acabar con alguno de nosotros, así son las cosas, nomas se trata de conformarte con alguien. Resignate, aguantate. Él mismo lo hace estando con la que está, se conformó. Yo lo hago. Resígnate tu también.
LL: Terrible realidad.
Fu: Oye, ¿te has puesto a pensar qué haría el wey ese que no conociste si supiera que aún lo amas?
LL: Creo que en el fondo él sabe que nunca lo amé. Hubiera ido a buscarlo, o intentado comunicación, si así hubiera sido, él lo sabe. Creo.
Fu: Eres una mujer tan compleja, que un “no amar” tuyo, bien valdría la pena por diez mil amores de otras. Pero, aunque quieras fingir conmigo, quiero decirte algo: soy el único cabrón de este lugar que vio como traías al pobre pendejo de tu compañerito de trabajo, qué chinga le metiste; lo que es peor, noté como tu instinto materno se preocupaba por él. Con todo respeto, qué ovarios tienes para irte y sacrificarte por alguien que quieres. Mis respetos por dejar lo que dejas.
LL: Lo mejor que le ha pasado a todos los hombres que han salido de mi vida, es eso. Sin embargo, no sé de qué me estas hablando, ya te dije que terminando el periodo electoral, no tenia caso que siguiera aquí.
Fu: Ajá. Haré como que te creo y así no volveremos a hablar de esto ¿Va?
LL: Va.

2 comentarios:

Goliardo dijo...

Toda relacion sentimental es dificil, no quisiera estar en tu zapatos, es muy complicado.

Espero tengas suerte en un futuro cercano

Cuidate.

quimeras dijo...

sobre conformarse...

no sabes como he gritado a los 4 vientos... me niego!!! me niego a conformarme con menos de lo que me hace perder el aliento, el sueño, el sentido... me niego a las mentes simples que no ayudan a crear una explosiòn en mi cerebro... me niego a aceptar el amor por default.. porque no llega quien quiere, porque la soledad, por lo que sea... me niego!!! y sin embargo, me sigo preguntando si asi es como va a funcionar el mundo siempre...
p.d. yo sé que tu también te niegas a jugar como el comun de la gente juega