Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

viernes, 10 de julio de 2009

Me quieres para ti

5:45 PM, lluvia absoluta.
Luna empapada enfrente de la casa del Góber de Egolandia (rogando por un taxi).

BS: Tengo cinco preguntas que hacerte.
LL: Hazlas.
BS: ¿Estas en la calle? ¿Con esta lluvia? Voy por ti.
LL: Cálmate príncipe azul, ya me resguardé, estoy esperando un taxi. Pregunta.
BS: Pregunta uno: ¿Me aprecias?
LL: Mucho.
BS: Pregunta dos: ¿Crees que soy para ti?
LL: ¿Perdón?
BS: ¿Crees que puedo ser para ti?
LL: ... ... ... ¿Cómo dices?
BS: ¿Me quisieras para ti?
LL: Puta wey, neta que no comprendo tu pregunta.
BS: Me quisieras... ¿has pensado en mi para pareja tuya?
LL: No.
BS: Ok, olvida el resto de mis preguntas.
LL: Ok.
BS: Entonces ayúdame a conseguirme a tu reporterita, la que me presentaste el día que el pendejete ese del rolero te compuso esa canción ahí frente a todos por llevarte esa minifaldita y tus dos colitas.
LL: Va. Te ayudo.
BS: Ya ni la chingas. ¿Por qué te fuiste vestida así? Casi lo madreo al pendejo. Muy famoso muy famoso, pero no se controló. ¿Por qué no le dijiste que estabas saliendo conmigo?
LL: No estoy saliendo contigo... no saldría contigo.
BS: ...bueno, me vas ayudar con tu reporterita. ¿No te pones celosa?
LL: Jajajaja... Ya te dije que si, y no BS, nunca me pongo celosa.
BS: Sabes perfectamente como enloquecerme, no sólo en la cama, sino fuera de ella también. Te llamo luego.
LL: O no lo hagas...

Subí al taxi y noté como la lluvia siempre se ve mejor a través de las ventanillas cerradas.


Luna Obsesionando a un Tigre

No hay comentarios.: