Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 9 de julio de 2009

Voy a escribir desde el sexo que no tuvimos

Escribiré desde la soledad terrible de compartir la cama con alguien que sólo desea ponerte en una repisa de trofeos, y sabiéndolo, le dejas jugar a que puede lograrlo.

Su adicción al sexo te causa gracia, te entretiene tanto, te gusta verlo desgranarse de ganas. Así nomás.

¿Qué hacen las mujeres que no tienen ganas de cogerse a cualquiera
pero tienen que tragarse el llanto al saber que el amor de sus vidas anda por ahí,
de la mano con alguna idiota con suerte?

¿Qué pasa si cuando mis manitas pasan por su barba, es la tuya
la que quisieran tocar
y tengo que morder sus labios con fuerza suficiente
para que duela el que no seas tu?

Antes de irse, inicia siempre el ritual que deja incompleto: empieza a vestirse pero no puede dejar de besarme, va y regresa intermitente a la cama para acabar desenredándome de la esquina que hace la pared y el colchón, donde mis brazos abrazan mis piernas; entonces en algún punto, termina preguntándome: ¿dónde andas? no me dejes sólo, ven, ¿qué puede ser más rico que esto?

Lo veo, con mis ojitos llenos de lágrimas y digo (volviendo a él por instantes): ¿el amor?

Entonces cierra los ojos, recordando sus propios dolores... me besa por horas, me recuesta y completa mi soledad con la suya, hasta que dormida, no siento cuando se va (ni veo cuando termina de vestirse).

...Qué estupidez,
espero ser la única mujer en el mundo
que usa el sexo (que no tiene) para lastimar(se) así.


Luna Idiota (sin suerte)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay guey, que bien escribes, pense que solo eras buena para entrevistas de radio.

Me latio tremendo tu blog, llevo horas leyendo.

Me gustaria opinar en tantos posts, pero decidi hacerlo en este por todos los demas: muy buen lugar para entretenerse e intrigarse por una mujer diferente y atractiva como pocas.

Hay referencias que se me antojaron personalisimas, casi casi como si las hubiera vivido contigo.

Te llamo al rato.

Armando

Luna Líquida dijo...

¡Asústame panteón!

LL

Anónimo dijo...

que?

No crees en las coincidencias?

No puedo dejar de leer.



Armando