Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

sábado, 1 de agosto de 2009

No te entiendo

Supongo que fue la presión de haberlo soñado tantas veces que cuando por fin pasó no lo pude asimilar de la mejor manera.

Lo cierto es que alguien que ha vivido cosas como yo las he vivido (me da tanta risa -ahora, el llanto me pasó en tu casa-), poco debería de asustarse con algo como eso.

Es decir, ¿qué daño me hacía compartir tu microuniverso? ¿ver tus juguetes increíblemente divertidos, donde todo lo que tienes y eres me gusta tanto?

Es decir, ¿qué hubiera tenido de malo confesarte que viajé por ti; decirte que en este momento donde todo ha perdido sentido para mi, la única persona en el mundo a quien he podido confesarle la verdad eres tu, por eso corro a refugiarme en ti, sin comprender del todo cómo o por qué? ¿que eres quizá el único punto de referencia que se mantiene fijo? ¿qué de malo hubiera tenido?

Finalmente no me puedo abstraer de que en gran parte soy como soy por ti. Gran parte del Universo conocido, fuiste tu quien me lo enseñó.

¿A dónde se va cuando se sabe eso y en vez de abrazarte o agradecerte, tartamudeo y quiero huir?

Habíamos construido ese escenario ¿qué? ¿unas mil 300 veces?

El asunto fue, entre la culpa y el desconcierto, entre el valor ficticio que me di y las apariencias, que en el fondo estaba inundada de miedo, de deudas pendientes; al final un ataque de pánico se trepó por toda mi piel y se salió por mis ojos que inexplicablemente lloraban.

Controlé el desmayo como pude, la respiración alteradísima, la sangre que me abandonó, dejó mis piernas sin sentirse, el sudor frío, el temblor extraño... mientras tu sólo me cuidabas.

Últimamente, todos los hombres que me importan usan la misma frase para referirse a mi: No te entiendo.

Es la verdad.

No me entiendo ni un carajo, yo no sé que es esto que tengo contigo, quizá es la vida completa que soñamos que me estorba ahora para volar lejos de ti; para hacerme a la idea de que ya no estarás, de que no estuviste nunca, de que sólo fui un fracaso para ti... como lo soy para mi.

Pero es que aún te quiero tanto.

Difícil esto de fracasar a mi edad, pero bueno, dicen, que el primer paso es reconocerlo.


Luna Incomprensible

5 comentarios:

Sofiland dijo...

Si me habrá pasado.
Te quedas como tonta... pensando: ¿Posta que me está pasando? y el minuto de reacción se fue... y vos te colgaste.

Que bueno! hace mucho q no pasaba, extrañaba leer estas cosas!!

Saludos!

Sandrine dijo...

Luna... tanto tiempo... nos conocimos en una página de a. filio hace años ya... no recuerdo cual era mi nick en ese entonces, fue hace tanto!! te mando un abrazo, me alegra encontrarte :) .. ah, y me siento identificada con lo que escribiste...

raras, somos raras

besos

Anónimo dijo...

Hola Luna, soy uno de los aferrados a oir tu radioblog en cuanto lugar ando, pero no me funciona en todos los navegadores, solo en los viejitos de firefox u opera cuando antes lo escuchaba en todas partes, y la verdad es que tienes musica genial que no he escuchado en ninguna otra parte.
Qué puedo hacer?

Chuy P.

Marionetas_Td dijo...

De hecho me pasa igual, ya solo puedo escuchar las rolas que pones individualmente en los posts.
Alguna idea de que se puede hacer, extraño mucho musicalizar mis horas de trabajo con tu musica. Saludos

Anónimo dijo...

Por fin alguien lo dijo, me pasa igual.