Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Televisión de paga


Ahora que decidí internarme a convivir con mis demonios, me reconcilié con ese magnífico aparato mejor conocido como televisión o cajita idiota.

Considerando la barbaridad que pago para tener el paquete más alto de televisión de paga, mismo que desperidicio severa y descaradamente, decidí hacer las paces con el mundo y enterarme de lo que hay en él.

Así volví a ver al intérprete y al flotador.

Me urjo a hablar del último porque no cualquiera es flotador en estos días de crisis.

Es decir, él cumplió el sueño de muchos muchos, inclúyome.

Me da tanta risa hallármelo en todos los pinches medios ahora como la gran noticia cuando unas diez veces, entre comidas, cenas, bailes, pláticas y chismes, la hice de su paño de lágrimas cuando ni quien lo pelara mientras hablaba mal de Neri Vela diciendo que él no fue nadie, porque solo iba de invitado, de tripulante en el mejor de los casos; mientras él y sólo él, es el mero chingón de las flotadas.

Recuerdo su frustración luego de ¡28 intentos! y 12 años de espera.

Pensar que insistió mil veces en las pinches fotos con él y en decirme: ándale, dejame te doy mi autógrafo porque cuando baje vas a querer algo de mí y ya no se va a poder.

Me valió entonces y me vale madre ahora. Jamás he entendido la importancia de una firma en un papel, ombligo o camiseta.

Total. Hoy el wey, chaparrito, ojo alegre, codísimo y mega culto, anda flote y flote, esquivando obstáculos que pasan a menos de 2 kilómetros de su armatoste y manda saludos a su familia, ánimo a la selección de futbol y yo sólo recuerdo que conmigo se la pasaba de amargado y criticón.

Cosas de la fama.

Al otro, al intérprete (quien compone de la chingada) me lo encontré en un programa mañanero de ñoras que no imagino porque motivación maldita verían a pendejos diciendo pendejadas a esas horas.

La cosa es que mi amigo tiene una linda voz para interpretar las mismas rolas de otros cantautores. De hecho es el único que no modifica las rolas para adecuarlas a su voz, sino que las canta tal cual son con voz dulce y una ejecución de lira muy decente.

Verlo me trasladó a mi juventud (a una más joven que ésta que tengo que de por sí es muy muy joven), a las desveladas, a mi encuentro dramático con un Unicornio Azul que se empeñaba en venir a pastar en las cercanías de mi ventana mientras él lo perdía cada rato.

También gruñón y pesimista, coqueto a más no poder, sensible y frustrado, me llenó de gusto volver a verlo en tele abierta nacional.

Había preguntado en dos o tres lugares por él, haciéndome a la idea de que estaba en otra ciudad y sí... así es. Se fue y espero que allá, sea un poco más feliz.

Las cosas que una tiene que vivir con sus compas, algunos se van del pueblo, y otros salen del planeta.

Qué formas más raras tiene el ser humano de hallar la felicidad.


Luna que ya no fue Astronauta.
PD. Hay que ser justos, digo que el chaparrito flotador es codo; pero será que cuando lo conocí andaba compitiendo con un embajador (uno de cierto país empeñado en probar bombas nucleares en tiempo de desarme), un campeón mundial de box y un senador, en cuestión de pagar las cuentas de mis restaurantes. Debo decir que él perdió. Digamos pues que es más lento en sacar la American Express. Ve tu a saber.

No hay comentarios.: