Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Mía

BO: Llevas 20 minutos hablando bien de ese cabrón.
LL: ¿Y?

Te acercaste, me agarraste del brazo y pegándome a la pared, dijiste:

BO: Que eres mía... Sólo y nada más, mía. Ese cabrón será muy mi amigo, mi hermano casi, pero no soporto, no quiero volver a oírte diciendo que alguien más es todo lo que has dicho de él, sencillamente porque me perteneces.

Yo, sorprendida y seriamente maravillada por la brutalidad del fuego de tu mirada, sonreí:

LL: Oye, nunca te perteneceré. N u n c a. -dije arrastrando la entonación-
BO: Jamás serás de nadie como eres de mí.
LL: Lamento tanto un día romper tu corazón cuando entiendas que jamás haré lo que esperas de mí.
BO: Cállate, porque voy a hacer que aprendas cuándo llega el momento de detenerte con un hombre que sepa y pueda controlarte.

Reí, levantando una ceja, buscando y obteniendo una sobrerreacción que necesitaba:

BO: ¿Lo quieres por la vía difícil? Bien, si aún no te queda claro, me ocuparé de hacértelo entender, Luna: eres mía. Toda tu, mía, para mí, para estar y ser conmigo.
BO: Despreocúpate, mi especialidad es hacer que las cosas pasen, y haré que lo entiendas.
LL: Mírame bien, ¿luzco, aunque sea, ligeramente preocupada?

Contuve las ganas de quejarme por la fuerza que usaste. Finalmente te percataste de lo dolorosamente cerca que estábamos, en una combinación de fascinación y verguenza, entraste en razón pasándome el saco y los guantes.

BO: Póntelos, hace frío
-dijiste mientras salíamos de mi habitación-.


Luna Sometida

PD. Panda: Me acabo de chutar un programa completo con KL…. Y sí, es clon de cierto instinto incestuoso que tengo… bien valdría la pena desgastarlo probando suerte. Reto interesante.

No hay comentarios.: