Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

martes, 27 de enero de 2009

Sólo los martes

Es simple: cabello largo en colita de caballo, barba, altura ideal, chamarra perfecta, mirada de lince... una netbook y de remate una tipa diferente cada día.

Yo sé, es decir, comprendo que él alucine barato con alguien que cuando lo conoció, no podía dejar de comportarse extrañísima.

El primer día -chingado, el primer día- que lo ví me congelé. Me senté inocentemente, con los restos de mi misma en el ataud que cargaba diariamente, cuando entró -sin hacer más- se me quedó mirando extrañado de mis ojos tan en él.

Se me llenaron de lágrimas, así nomás; el poeta se dió cuenta, perfecta cuenta. Me habló: Luna, qué pasó con... no sé que chingadera insulsa.

Yo tartamudee pero no podía dejar de verlo. Me imantaron sus pupilas.

Todos lo notaron. Como me notaban siempre, convulsionada, desgastada, casi transparente.

Con los dias pensé que disminuiría pero no. No pasó. Cada vez más descaradamente me buscaba y cuando me hallaba, no me permitía irme de sus ojos.

Pero hoy, me miró como nunca.

Me pasmaron los cuadros azules y perfectos de la galería (¿sabías que era una galería?), y me alejé un poco para poder grabármelos en la parte izquierda del corazón -el único espacio donde puede uno llevarse algo tan azul-. Entonces lo sentí. Sin voltear escuché claramente su respiración... hasta que se animó:
- Vienes diferente. Te extrañé estas semanas, pero no me atreví a preguntarle a ninguno por ti.
- Sí. Sobreviví.
- ¿Morías?
- Sólo los martes, cuando te veía.
- ¿Eres pareja de alguno de ellos?
- ¿Estas casado con alguna de ellas?
- ¿Cuándo puedo verte a solas?
- ¿Haces algo más que dirigir este lugar?
- ¿Es posible que sepa tu nombre?
- ¿Estos cuadros los pintaste tu?
- ...y también compuse esta canción.

Extendió la mano con una memoria diminuta en el mismo azul de sus cuadros.
Tomé la usb. Él sólo dijo:
- eres un fetiche.
Hice mi mejor cara de:
- es la segunda vez en el día que me dicen eso.
Remató con:
- blanca de pelo absolutamente negro.
- Blanco de cabello largo... el fetiche eres tu... Me tengo que ir, creo que llegan.

Pasando lo más cerca de él que pude -ya que no me dejó espacio para no hacerlo-, caminé a mi lugar cuando llegaban todos... luego llamaste para decirme que no, no irías.

Así que pasé el resto de la tarde, tratando de aprenderme esa canción.


Luna Morena, de cabello Azul

domingo, 25 de enero de 2009

Sol endecasílabo...

...en primera persona.

Ahora, un poco más yo, volví a leer tu libro completo. Esa obra famosa que le has escrito a otra.

Dolió diferente. Pude asimilarte mejor. Ya te leo y me doy cuenta de que no escribes nada que yo hubiera vivido. Será que ahora que tu luz no me apabulla, ahora que tus sonetos se me quedan ronroneando las esquinas de mis huecos perfectos sin perforarlos, puedo acostumbrarme a estar cerca sin alterarme.

Ayer me dijeron que me case contigo, y un escalofrío me recorrió la espina... la sola sugerencia (y quien la hizo) me paralizó (lo malo fue que en público tuve que contar un chiste para que se me espantaran las ganas de imaginarlo).

Escribí la anécdota de aquella vez que ebriesísimos no salimos del bar cercano a mi refugio hasta muy entrada la madrugada, tu, yo y el que hizo la sugerencia (quizá y un día hasta la publique por aquí).

Decirte me gustas como los poetas que me son indiferentes resultaria obvio porque ambos nos sabemos especiales, porque de pronto te asusto con confesiones que no lo son y te luces persiguiéndome cuando nunca estas ahí. Cada vez que me preguntas ¿cuándo me entrevistas?, te sonrio y respondo pa'qué, si voy a hacerte llorar.

Dices entonces me fascinan tus retos, y me citas en el bar mas oscuro de la ciudad para que con grabadora en mano -ya sabes que nunca grabo nada- y dos botellas de alcohol, nos tiremos las netas, sin embargo, en el fondo, sabemos que tientas al diablo mas de mil veces por segundo estando a solas conmigo.

Seriamos una redundancia desgastante. Se me ocurre hoy que te me ocurres.

Eres más superficial, perfeccionista, abstracto y conocido de lo que necesito, soy más extraordinaria de lo que puedes manejar... infinitamente menos culta -bueno, soy menos culta que cualquiera que sepa leer y escribir-, y por mucho, peor escritora que tu.

No nos veo posibilidad, así que antes de que lo propongas: no, no me caso contigo.


Luna que de todos modos pasará contigo el 14 de febrero, según pactamos.


PD. Cualquier parecido con el chiste del gato (al fin que yo ni quería su gato) o con esa frase de: "a penas dices 'mi vida' y ya quieren que les pongas casa", neta, no tienen ninguna relación con este post... aunque lo parezca.

viernes, 23 de enero de 2009

Divide y vencerás

LL - Ya hice todo lo que me pediste, ¿de qué me quieres hablar? Y principalmente ¡Dime si era necesario que pareciera secuestro express!
MA - Lunita, necesito decirte que todos estan en nuestra contra.
LL - No exageres, sólo es un poco de molestia desde que les estamos ganando notas como Dios manda.
MA - Es más fuerte de lo que imaginas. Ya no sólo es el pendejo de mi jefe y sus filias contigo.
LL - Tu jefe me odia.
MA - No mames, todo lo contrario, esta emputadísimo porque te perdió.
LL - No mames tu, el tipo se la ha pasado buscando razones para odiarme desde hace años. Primero era la de la doble G, luego TA, luego la niña Sonrisas, lugo el del cuerpo de titanio, luego mi ex amigo, luego la diputada, no, no mames, a todos les pone peros, ahora son mi hermanito y tu, no chingues. No comprendo qué carajos pasa que ahora que debería tenerme menos odio, parece lo contrario.
MA - No Luna, entiende, lo tuyo y lo mío va a explotar muy feo, pronto. Mi jefe es sólo uno de los involucrados, creo que él mismo es víctima de las filtraciones que otros están haciendo en nuestra contra.
LL - ¿A qué te refieres?
MA - Seré directo y necesito que estes preparada. No tardan en ir a decirte barbaridad y media de mi, como lo harán conmigo de ti. Van a tratar de separarnos. Supongo que con tu hermanito y contigo eso ya empezó.
LL - Si desde hace rato viene pasando. De quienes menos lo imaginaba, por cierto.
MA - Pero él ganó. Te quedaste con él a pesar de todos. Ahí venció la hermandad a la admiración que le tenías al jefe, de hecho eso aún no se lo perdona a tu carnalito. Conmigo no hay nada, más que este amor profundo que te tengo, además de mi certeza: eres la mejor mujer que conozco. La menos pendeja pues.
LL - Pinche misogino.
MA- Neta, eres la única mujer que me gusta para todo, nomas que no quisiste.
LL - No empieces.
MA - Ok, ok, mira, sacando todo el desmadre que fuimos y que no fuimos debes estar preparada. Las cosas se están poniendo complejas porque sin pretenderlo somos un gran equipo y eso le duele a los ancianos.
LL - Jamás lo comprenderé.
MA - Ni yo. Prepárate, te van a llegar a decir cosas terribles de mi, y no serán las mamadas de antes, de los miles de kilos de coca que me metía, cuando a cada rato me obligabas a hacerme antidumping para demostrarte que estaba limpio.
LL - Wey, eras tu el que me llevaba a fuerza a verte sacar sangre para comprobarme que jamas te meterías nada por tus pinches trabajos en fuerzas especiales.
MA - Como fuera, la cosa es que lo que viene será más fuerte. Lo de hacernos amantes será lo de menos, eso ya lo hemos oído, que abortaste no se cuantos hijos míos, o cosas peores, debes estar preparada... no sé, te dirán cosas terribles, como que te odio, te uso, no se me quieren ocurrir más cosas, pero las van a decir.
LL - ¿Quiénes?

Entonces empezaste a darme una letanía de nombres; todos los reconocí, encumbradísimos en los medios -eso no me extrañó- otros, en los tres niveles de poder, en los gobiernos... y en particular un par de nombres que ya te traen en jabón por incorrompible.

MA - Se trata de separarnos, dividirnos. Hoy somos los que mañana van a ocupar los lugares que ellos tienen, y no estamos afiliados a sus partidos, ni nos pueden sobornar, no les convenimos por eso. Tu eres el factor sorpresa, la que maquila estrategias y complotea contra la estructura de poder, tienes amigos milagrosamente posicionados y nos manipulas de formas extrañas, esa es la nueva versión ya que por fin establecieron que existes y que operas con margen de libertad sin control aparente de nadie. Todo este tiempo estuvieron pensando que yo te controlaba. Ahora que saben que no es así, voltean todo y suponen entonces, los muy pendejos, que es al revés. Jamás se les ocurre que sólo haces tu trabajo y que, maldita sea, lo haces mejor que otros que llevamos más tiempo en esto. Pero no, los señores suponen miles de mañas y nefastidades en vez de la oportunidad con que te pasan las cosas.
LL - ¿No es demasiada paranoia?
MA - Que no. Desde el Divo, hasta tu ex amigo, son parte de tu red de manipulación, segun los mafiosos que te mencioné. Por otro lado, estamos tu hermanito y yo, que solemos golpear, por mi "afiliación política" -tu mejor que nadie sabes que no es tal-, y él por su familia, por su genialidad, yo qué chingados sé.
LL - Estas demasiado seguro. ¿Qué pasa que no me estas diciendo?
MA - Ya me llegaron con la primera rafaga de comentarios y cosas de ti. Se que cada palabra es falsa, pero necesito decírtelo todo; estoy que me ahogo desde que llegaste de México. Antes de empezar, chiquita -siempre me dices así cuando me vas a soltar algo muy fuerte- quiero que sepas que estoy absolutamente seguro de que todo es mentira. Confío plenamente en ti.
LL - Como yo en ti. Habla, te escucho...


Luna que siguió oyéndote, y luego llorando por horas...

sábado, 17 de enero de 2009

Tumor

Yo abrí este blog el mismo día que me dieron una noticia tan fuerte como hoy.

Ese día necesitaba ponerlo en alguna parte y no había nadie más que escuchara sin verse seriamente afectado.

Ahorita, estoy sentadita aquí, en la primera mesa de este céntrico Sanborns, esperándolo acompañada de un café asqueroso -como casi todo el café de ésta mugrienta semana- y de las miradas de sorpresa de los dos o tres metiches que lograron oír (mi voz con altavoz incluido mediante) la noticia tal cual me la dio mi madre. Acabo de colgar.

Pretendo que estar subiendo este post por medio del telefonito me sea de utilidad lo suficiente como para contener el llanto.

Sabes que por lo general odio las escenas en lugares públicos (a veces, otras ya sabes que se me da natural el espectáculo).

Él esta por llegar y solo quiero abrazarlo hasta que no sea cierto.

Quiero que me vea y me diga que todo va a estar bien, que no puedes estar tan enferma.

Mira, quizá ahora que eres Mamá me comprendas, porque yo puedo luchar por los grandes, verlos minarse y sufrirlo pero reponerme, enfrentarlo. Pero no estoy lista, nunca estaré lista para que lo que sea que tengas esté en TU páncreas. Los mayores (aunque sólo lo sea por un año) no estamos preparados para ver enfermos a los menores. Es genético, no creas que me niego sólo porque se me antoja (ojalá fuera sólo eso).

Como no lo estuve para verte llorar el dia en que se burló de ti un mocoso del kinder y aunque yo era grande (estaba ya en primero), me sali de la fila en lunes en medio de los honores a la bandera sólo para patearlo y advertirle al tarado que si se volvia a burlar de tus alas de angel lo iba a lamentar. Te abracé, te lleve a la fila de los grandes de primero y los babosos de tercero de kinder te vieron partir mientras te limpiaba las lagrimitas y mis amigas te recibian y chuleaban tus alitas.

Eras la niña más preciosa del mundo entero, tan rubia y tan perfecta.

Desde entonces nadie se mete contigo. Bueno... salvo el par de pendejos que te partieron el corazón y a los cuales conociste cuando yo no estaba en tu vida.

¿Sabes Doc? creo que con esto se explica buena parte de todo lo que te pasa.

Cuando recibí la noticia -y llevaba unas líneas de este post- le llamé a la única persona que considero mi hermana mayor aunque sea una hija de la chingada. Muy concreta me dijo: páncreas... eso significa miedo.

"Quitale el miedo y se cura".

Y creo que es el diagnóstico más perfecto que alguien ha hecho de ti. Ella ha dicho la verdad más grande que te define aunque jamás te haya visto en su vida.

Yo no tengo nada contra las personas tan delgadas, pero era evidente que algo te ocurria. No, tampoco tengo nada contra los genios incomprendidos que odian al mundo (creci contigo) pero al menos hoy, orgánicamente se explica tu caracter tan encabronadamente dificil (casi casi tan dificil como el mio -nomas que ese no tiene tumor que le de explicación-).

He tenido que levantarme de la silla unas 10 veces para poder establecer que me late el corazón, que no estoy dormida porque me rebasa la sola idea de creer que eso que tienes es tan grave como suena.

¿Te acuerdas cuando el IMSS tuvo que arrodillarse ante una simple pasante? ¿No olvididas a las funcionarias y a los médicos que hemos dejado sin licencia y sin chamba sólo por meterse contigo, verdad? ¿Del rector que sacamos de tu facultad? ¿De la adscripción médica que se modificó a tu antojo? ¿Mi madre y el milagro que vivimos diariamente a pesar de la adicción y de las recaidas?

Hemos vencido a un sistema entero para que cumplas tus mínimos caprichos. Esto no será la excepción. Aunque aún no tenga la más puta idea de cómo lo vamos a hacer.

Y él no llega, él no llega y el llanto esta haciendo lo suyo para abrirse lugar en mi carita, frente a todos estos desconocidos; además se me agolpa la desesperación aquí, en este lugar que se ha hecho inmenso de un momento a otro.

Quiero confesarte, hermanita, que él es la única guerra que he perdido, todas las demás, una por una me dedico a ganarlas. Lo sabes, has luchado a mi lado varias de ellas.

La tuya (a ti) la voy (vas) a ganar.

...

Ya llamó, esta afuera, salgo para poder llorar en paz... en su paz.


Luna frente al Ángel de la Independecia a punto de declarar una revolución.

domingo, 11 de enero de 2009

Inconguente


Ya lo sé, lo sé, no tienes que decirlo, es más, ni lo pienses: soy la persona más incongruente del Universo conocido; pero ahora que voy a volver a verte, no puedo dejar de estar feliz.

Porque ahora, luego de mis viajecitos de reconocimiento de la zona enemiga (tu cuadra), luego de las tácticas estratégicas; ahora que el señor que "no toma vuelos comerciales" dejó de distraerme de lo importante (tu); ahora que no saltan hombres de los mostradores para protegerme por traficar armas y hierbas sospechosas (por el simple hecho de ser de Egolandia)... ahora, me siento un poco más lista para enfrentar tu ofensiva.

Si. Volvamos a vernos. ¿Qué dices?

Si aceptas, prometo no volver a... ólvidalo. No prometo nada, considerando que estoy dos niveles más abajo de la locura congénita, prometo abrazarte y no soltarte, mínimo media hora hasta que me acostumbre a que eres tu.


Luna en Chilangolandia (again)

PD. Qué idiota soy. Una semana contigo, y... se supone que esto no tenía que ser así.

viernes, 9 de enero de 2009

Eres mi amuleto

Han pasado, ¿qué? ¿uno, dos días? Pues ya todo es un desmadre otra vez.

Alcanzar la gloria periodística tiene costos muy altos... así nomás. No pienso meterme con los pedos del género, ni la bronca de la edad. Lo diré simple: aunque todos te quieran mucho, el sólo hecho de ganarles, les parece imperdonable.

¿Sabes que cuando se pasó el último minuto del 2008, juré que todo iría mejor -digo, todo comenzó a mejorar desde que te abracé -corrijo: desde que me abrazaste fuera de tu camioneta blanca con esa fuerza que nunca voy a borrarme de las ganas de repetir-?

Se supone que entonces todo debería ir mejor, ahora que concluyó el peor año de mi vida -y cada vez que sentencio así, tiemblo, porque pasan cosas y más cosas que empañan mis calificativos y los superan, por mucho-, me prometí que todo mejoraría.

Ni siquiera cierro los primeros 10 días del 2009 y ya desmadré cuánto pude.

La única conclusión lógica a la que pude llegar -favor de ignorar aquella anécdota del avión vs el ovni- es que sin ti todo me sale mal.

Estos... ¿diez, once? años, niño, siempre creí que todo lo malo que me pasaba estaba directamente relacionado con lo mala que había sido contigo. Es más, lo sigo pensando.

Pero ahora que te libré de mi, me aferro a que desde el día que te dije adiós -es decir, desde que te escribí el post anterior a éste- las cosas volvieron a ser un caos.

Por eso mi mensaje desesperado a tu cel hace ratito -perdón, seré más fuerte-.

Así que obvié que sí, eres mi amuleto. Que contigo todo me sale chingón y sin ti soy sólo una pobre Luneta a la deriva -que obtiene no una sino varias veces la gloria-, pero a la deriva al fin y al cabo.

Chingada madre, si tan sólo pudiera diluir los kilómetros mentales que nos separan... quizá.


Luna Supersticiosa

miércoles, 7 de enero de 2009

Hoy vi tu futuro

Fue una punzada exacta y aparatosa, intensa que empezó en el esternón y terminó en mis recuerdos. Justo en medio del tráfico de la avenida Aldama y Carranza, con el semáforo en rojo, tu cruzabas la calle y con eso diluías mi vida.

Inocentemente manejaba en el auto que me regaló... quien hubiera de regalármelo.

Tu ibas en la acera de Palacio de Gobierno (sí, Egolandia tiene uno de esos) ibas con una ella, una carreola con una bebé, un pequeño que caminaba en medio de ambos, tu metías las manos en los bolsillos del pantalón mientras hacías muecas porque algo que ella decía no te agradaba.

Eras tu con el cabello perfectamente peinado, tus ojos "demasiado" y esa forma particular de cráneo que ningún hombre tiene.

Hice un esfuerzo monumental para no desmayarme del dolor -que dejó de ser físico rápidamente- y continuar manejando.

Fueron segunditos, así en diminutivo, que me hicieron repasarlo todo. Lo absurdo que es el autoconvencimiento cuando de pronto la verdad -yo digo que tu sigues siendo lo único verdadero de mi vida- se te aparece un pinche 7 de enero a las 4 de la tarde.

Todo lo bueno que había tenido el cierre e inicio de año, se hace poquito menos que espuma y sólo me quedas tu y el tremendo dolor de perderte que se hace infinito porque no estas... nunca estarás.

En eso me clavé: nunca estarás... nunca. Fui sin ti. Estoy siendo sin ti y me parte la madre. Pero qué le vamos a hacer. Egolandia aún queda muy lejos de tu mundo. No importa cuánto me esfuerce, incluso tratando de cambiar lo que soy -si eso hiciera alguna diferencia-, seguirán siendo los mismos mil 700 kilómetros.

Y así será, estarás con alguna, tendrás unos hijitos y un futuro del que yo no hubiera entendido un carajo, de no ser que te amaba.

Eso fue lo único que sí comprendí de toda la película que pasó frente a mi: que yo, con lo poco que soy, con mis paraísos desiertos e infiernos prismáticos, hubo un día, que te amé.

Nada más.


Luna en Despedida

PD. Pudo ser diferente pero decidimos que no, no lo fuera. El adiós era lo menos doloroso de colgar. Luego de todos estos años, me llevo tu último: quiero volverte a ver.
gxhsehdmv <- No había forma de engañarte. Siempre descifrabas mis abreviaciones. Así nos conocimos, ¿recuerdas? Bueno, hoy, así te digo adiós.

martes, 6 de enero de 2009

No te vas a ir

Verás, ese miércoles, cuando no tuviste miedo, ese miércoles cuando aún yo no te vencía, estaba en el extremo del asiento de tu camioneta cuando dijiste: No, no te vas a ir, al tiempo hiciste ese gesto cierto en que así sería. Ahí, por un momento sentí que era imposible oponerse a tu voluntad.

Argumenté pendejadas, cosas sin sentido, como siempre; me escuchaste y diciendo que no con la cabeza, sonreiste con esa seguridad que me desarma y que usaste tan poco: No, no te vas a ir. Es todo lo que sé. "Ay niño", dije y bajé corriendo -como siempre y como odias- para entrar a mi hotel.

Y no, no me fui.


Luna escribiéndote por segunda vez, sólo a ti

domingo, 4 de enero de 2009

Hola 2009

Espero que no haya ninguna ley en contra de seguir tu blog.

Autoseguirlo, quiero decir. Claro, digamos que alguien tiene que hacerlo. Además, de haberla... cuánto lo siento ya que lo hago con fines meramente científicos (aunque usted -inclúyome- no lo crea).


Luna reponiéndose del shock del cambio de año

PD. Respecto a tu "brillante" propuesta mi respuesta es: No. Lamento las molestias que esto te ocasione (el favor que te hago ya me lo agradecerás después). Sabes, no me gusta tomar café en lugares concurridos especialmente con semirubios de 1.88 y menos si no es 28 de diciembre. Qué cosas, ¿no?
PD1. Por cierto, ya casi llegan los Reyes Magos ¿Cree que entre sus obsequios venga un USTED de regalo para mi. Mmj... yo tampoco.