Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 30 de abril de 2009

Un jueves cualquiera a las 4 de la tarde

- ¡Odio ese promo! Mi voz es asquerosa. ¿Podemos pedir que lo grabe alguien más?
- ¿Estás sorda? Tienes, y con todo respeto lo digo, una voz muy sensual. Cada vez que hablas por teléfono pienso que si fuera el wey con el que hablas, sólo pediría que me marcaras de nuevo o que no colgaras para seguirte escuchando.
- Eres sordo, eso lo explica todo. ¡Es horrenda! A veces me pregunto como he sido tan suertuda. Me escucho y pienso: alguien debería matarme.
- ¿Por qué suertuda? aunque no lo dudo. (enfatizaste)
- Jamás lo creerás pero hay gente que se ha querido casar conmigo por mi voz. Sé que suena muy tarado pero..
- ...yo lo haría. (dijiste levantando la mano como niño en el salón de clase)
- jajajajaja, buena broma.
- Yo me casaría contigo. Pero no sólo por la voz, sino por el... el... tu... por todo el kit. (decías mientras tus manos intentaron describir algo en el aire que nunca pude definir)
- Ahhh, qué lindo eres. Hoy fue el dia de "Elevemos la autoestima de la Luneta".
- En serio, ¿qué vas a hacer el día en que te diga que estoy enamorado de ti?
- ...eso nunca va a pasar.
- ¿Te imaginas que ocurriera? ¿Qué harías?
- No tienes tan mal gusto.
- Puedo jurarte que sí.


Luna en su nuevo jale

lunes, 27 de abril de 2009

Bañarme contigo

Es algo en el contraste de tu piel blanca y el azulejo que
e
s
c
u
r
r
e
tus teamos por todo el miedo de mis años...
...nada más.

Luna Húmeda

domingo, 26 de abril de 2009

¿Cómo se verá la vida con un sólo riñon?

Cada quien lo suyo, como te digo siempre. Entonces, aquí te explico cómo y porqué van a ser las cosas como van a ser.

Yo le llamo heroísmo, no sé como le digas tu. Te entero para que cuando vengas y lo leas, recuerdes lo que tu mente seguramente ante el dolor evadió: Entró el doctor y dijo lo perdemos.

Yo para ese entonces ya no daba de mí. Mi Universo se colapsaba contigo, con tu cerebro que creían derramado. En cambio, el par de genios que tienes por hijas estaban hablando. La Doc salvándole la vida a alguien más, no podía estar ahí en esa diminuta y espantosa habitación de hospital.

La abogada, como la heroína que jamás seré, con no se cuántas noches sin dormir, en medio de tareas y diputados que la ventaneaban conmigo por sus múltiples faltas (no contaban con que vivia en el hospital a tu lado), seguía instrucciones precisas para colocar sondas, inflar globos, extraer líquidos... salvarte la vida, pues.

No había médico alguno que pudiera ayudarnos.

Sólo ese pendejo que dijo que te nos ibas, por lo cual tus dos hijas a 100 kilometros de distancia la una de la otra (tu a punto de entrar en un colapso más severo que el coma diabético de horas antes), tomaron decisiones salomónicas porque estábamos solas.

Así iba la película una de estas larguísimas noches, cuando Azul y la Doc decidieron que ni madre, que no te ibas a ir, jugaron a la doctora a control remoto y a los minutos comenzaste a responder favorablemente.

Luego de esa chingonada, todo comenzó a mejorar: hubo cómo liberar a tu cuerpo de las toxinas que enveneaban a tu cerebro, porque tus riñones inservibles no depuran ni madre, pudimos comenzar a cambiar ese desmadre metabólico que se empeñaba en meterte en la tumba y con eso lograr ocuparnos de tus fracturas múltiples.

Entre las dos hicieron algo que no se atrevieron ni pensaron en hacerte los retardados mentales que tenemos por ilustres médicos en Egolandia.

Entonces vino buscar un doctor de deveras, lo suficientemente capaz de operar una de tus tres fracturas; uno que se sintiera valiente a pesar del Universo entero advirtiéndonos que no volverías a caminar, que no debiamos hacerlo; que de cuatro niveles de riesgo eras un 3 y medio y todas esas chingaderas que nos valieron madre.

Así las cosas y considerando lo poco servible que siempre he sido y que no me puedo comparar con las princesas del heroismo que tienes por descendencia (adoptadas y todo, pero bueno, las adoptadas también tienen su mérito) he dispuesto que seré yo la que te va a regresar, en mínima justicia, uno de los dos riñones que me diste.

Uno pa'ti y otro pa'mi. Sin ti, no quiero dos. ¿Cómo pa'qué?

De jodida servir p'algo.

¿No?


Luna, la hija más pero más amada (ay disculpen) aunque sea la más inútil de todas

sábado, 25 de abril de 2009

Atento aviso II:

No porque tenga la bonita (y francamente chingona) costumbre de responder todos los sms's que me mandas, quiero contigo.

Es decir, puede ser que me caigas bien, o no, quién sabe. Lo cierto es que soy decente, llámale buena educación.

Pero de ahí a que te acose porque respondo lo que mandas... hay miles de años luz.

Aunque sí, en tu caso, me latías (al menos una hora si y dos no)... donde la palabra clave en la oración es: latias, del verbo ya valiste madre.


Luna Muerta de risa

PD. Ok, ok, qué gacho se siente. Algún día me tenía que pasar eso en lo que mis amigas eran expertas: fastidiar tipos. Me cae que no me vuelve a pasar.

viernes, 24 de abril de 2009

Noche buena

Que la noche de anoche no sea la última noche buena de mi vida.

Que no lo sea.

No quiero odiar abril por el resto de mis días, ni estoy lista para perder al eje absoluto de mis pasos. ¿Si lo sabes, verdad Diosito?


Luna Aterrada

PD. Anoche que me escuchabas intentando descifrar lo que decía ahogada en llanto, pensaba que luego de saber que no había derrame cerebral y (literalmente) me desplomara, de rodillas, te dije aquella frase impronunciable para mi y tu, te quebraste; entonces dimensioné, como el amor te hace volar mientras a mi el terror me mantiene atada al suelo.
Eso algo debe significar...

jueves, 23 de abril de 2009

Sin ti no quiero nada

Es abril... y por algún motivo, odio pensar que otra vez estamos en este mes que tanto dolor nos ha causado, a unas horas de decidir sobre tu vida.

Papá, por lo que más quieras, no te vayas a morir.

No quiero nada sin ti. Nada, absolutamente nada sin ti.


Luna Primogénita

martes, 21 de abril de 2009

Pubis de Dragón


LL: Cuando tu libro se presentó alguien dijo que era un erotismo muy masculino, que de todos los adjetivos usados (120 en total) no le sobraba ninguno y pienso que el dolor que te llevó, la historia que te llevó a ese laberinto de emociones, pocos la podrán entender como yo.
Dragón: Esa fue la causa de que te pidiera la entrevista. La forma en que me vi interpretado en la empatía absoluta de alguien más.
LL: ¿Qué te llevas de mí?
Dragón: Tu pasión para vivir el mundo. Eso de ti se me hace muy cabrón. Para pedir un café, hacer una nota, saludar a un amigo, verme cuando estamos frente a todos, eso me llevo de ti, esa pasión.
Dragón: Y tu, ¿qué se queda contigo?
LL: Tu talento para escribir. Tu insistencia inexplicable en bailar conmigo, tu carita de cristo retorcida, tu look con barbita -como te conocí y como ahora te despides-. Me quedo con tu entrevista aquella, con tu compañía en el hospital ahora que las cosas se pusieron feas. Las horas al teléfono. Tus terapias en las cantinas, tus comidas llenas de autores que nos pedían permiso para sentarse entre anécdotas y secretos intensísimos. La forma en que me llegaste a conocer, a interpretar tan certeramente que dolía y jamás me atreví a confesártelo. Y con ese post que nunca publiqué. ¡Ah! y por supuesto... me quedo con tu Pubis.
Dragón: Ay Luna, si ese no fuera el título de mi poema mira que...


Luna en Despedida (que odia Colombia cuando le roba a un amigo)

PD. Qué bueno que me das el pretexto perfecto para un día ir a interrumpir tu vida; espero que de la mano del Publicista y la niña de Nieve. Buen viaje, amigo mío.

jueves, 16 de abril de 2009

Hay tanto que quiero decirte

Pero sería como contar una película.

Entre plurinominales que se van y vienen, Chiapas, sus alcaldes que me quieren raptar, el trabajo soñado por tantos que dejo mañana para jugar a trabajar en el trabajo que soñé para mí; entre hospitales, fracturas, derrames cerebrales, desquicio, agotamiento absoluto, y unas diez posibilidades de que todo salga de la chingada cuando milagrosamente se resuelve bien... estas tú y esa búsqueda de mi existencia simple y mortal.

Necesito sólo decir que me voy mañana a empezar no se qué... y me paraliza el terror pero me mueve la fe.

Si no es ahora, ¿cuándo?, si no es aqui, ¿dónde?, si no soy yo, ¿quien?

Pase lo que pase, quédate conmigo... dicen que hay que jugar a hacer historia en primera fila.

¿Va?


Luna M

lunes, 13 de abril de 2009

¿Quién?

Mucho de lo que lastima de perder un amor, es en realidad el dolor de dejar de ser esos, los que somos con el sujeto en cuestión. No es en sí el que se va, sino que la que se queda, ya no tiene con quien ser como era con el que se esta alejando para siempre.
-Dragón consultándome en la cantina-

Dios debe tenerme fe, sólo eso explica que te haya reencontrado y acomode las piezas 21 días al mes, mientras me dice: tienes otra oportunidad para que ahora sí hagas todo bien.

Entonces, estas tu, ahí, llenándome los días de cosas nuevas, de guitarra... de poesía y yo con el alma llena de dinamita, conectada a mi espalda, a mi boca, donde tu piel es mi espectáculo privado de fuegos artificales que explotan en millones de colores a la más mínima provocación; luego ocurre, cada te amo tuyo es un balazo justo en medio del pecho, en medio de la frente, que revienta todo el dolor que llevo atado a mi pasado, al que le urge tu futuro.

Donde no soy mas yo, sino la que tu querrás que sea...

¿Quién seré ahora que me amas?


Luna volviendo a tener fe

domingo, 12 de abril de 2009

Boletín de última hora:

El hombre de tu vida no es, repito, no es aquel que me encantara en la presentación del libro ese, del Dragón vestido de inocente que tenemos por amigo en común.

Luego de la reunión en tu domicilio (qué chingona casa tienes) y a pesar de su gorra, simón, tu "compañero" es una maravilla de tipo... pero no es el que me atarantara entonces (¿eso significa que dejarás de odiarme?).

Emito el presente para los fines de volver a quererme que a la interesada (mi) convengan, digo te convenzan, Niña de Nieve, ¿va?.


Luna reportando desde (casi) el lugar de los hechos

sábado, 11 de abril de 2009

Mientras tanto, equivocate conmigo

Estoy viendo el nacimiento de nuestra historia en tu blog...
y tus advertencias me son irrelevantes;
ya te lo dije, es demasiado tarde.

Pero tardaste 24 horas después de eso; luego vino el mejor "te amo" que me han dicho. Dijiste ese que quebró todas las ventanas (dobles) de la habitación de mi pánico.

Soy experta en hombres perfectos. En coleccionar vida de esa que otros luego ponen en películas, pero que a mi me pasan en el dormitorio. Incluso, puedo asegurar, ser de esas que no escriben un libro con lo que les ocurre, porque estan ocupadas viviendo lo que otros creerían una intensa novela con dragones, persecusiones y magia, increiblemente inverosímil para ser real, pero que lo es y lo es de deveras.

Pero entonces, apareces tu y le nace un escalón a lo que honestamente era inmejorable.

Anoche hiciste historia en mi historia (y me preocupa tanto tanto, que no haya nacido quien pueda superarlo).

Juré que no quería volver a hacer llorar a un hombre por mí... pero luego de anoche... ya no estoy tan segura.


Luna Nueva

PD. ¿Te han escrito otras canciones?, preguntaste inocentemente... y yo, como siempre, perversamente, no respondí.

viernes, 10 de abril de 2009

Dedicada para alguien especial que me acompaña esta noche...

Cuántas cosas cabrían en los minutos que nos faltan por llegar a tu habitación, luego de ocho años de conocernos.

Entre los trabajos de construcción y tu guitarra (las fans, los que te piden canciones) de pronto recuerdo aquella primera entrevista, el primer disco que me enviaste... rolas antes de que la fama te alcanzara.

"Para mi eres una autoridad en trova, me extraña que no supieras que pasó aquello", dijiste ingenuamente y con eso creo que resumistes perfectamente mi salida de tu vida.

Ahora que ocupamos tu ciudad, espacio, habitamos tus cosas, olvidamos lo que fuimos, jugamos a que no vamos a hacernos daño.

Cuando cantas, adoro tu mirada en cada frase que me busca... yo, en silencio, te veo construir promesas entre tu sonrisa (diabólica y dulce) y la mia, hipnotizada con esa fuerza brutal contenida en tus ojos, mientras pienso: por favor, no te vayas a enamorar de mí.


Luna Kriptonita

PD. ¿Quien iba a decir que Zacatecas esta tan cerca del fin del mundo?

sábado, 4 de abril de 2009

Estábamos en un chat psicodélico cuando...

... soñé que el amor de tu vida me mentaba la madre.

Eso algo debe significar, la onda es que dormí dos horas y 15 minutos (15 minutos más que mi estandar últimamente) y en tu chingado Paris hay nueve horas de diferencia con mi Universo y tu nomás no estás, pero necesito darte algunos recados (no te asustes no son de mis sueños, sino de la información que obtuve violentando unas 300 leyes federales e internacionales, con tal de que la veas):

Están en la misma ciudad, ambos la dejan el mismo día (a la misma hora), su ciudad esta cercana (muy cercana), pero implica que vayas a buscarla con tu pésimo francés y tengo miedo de que acabes revolcándote en confusiones como sueles hacerlo; por ello tengo unas 300 esperanzas para imaginar que en estas horas en que aún permanecen en el mismo lugar, se vean cruzando alguna calle (obvio, si tu espíritu emo te permite salir de los bares y huecos en donde te refugias usualmente) y que (por el amor de Dios) ella no esté con otro (ya ves que esas cosas ocurren a veces, muy pocas, pero pasa que alguien se ataranta lo suficiente para conformarse con lo inmediato en vez de lo necesario).

¿Qué haría yo si estuviera en la misma ciudad que él, con su dirección en la mano y las ganas (que tienes tu) de hacer que se quede conmigo?

Bueno, eso ahora jamás lo sabremos.

Sólo hazme un favor: pídele que se evite la arrepentida de la vida si te deja ir. Coméntale que no hay hombres como tú. Dile que se lo dice una experta en hombres perfectos y tu ocupas uno de los peldaños más altos.

Que sí, estamos de acuerdo que eres un fenómeno de circo, un hijo de tu madre a reserva de mejorarte y practicamente un genio con el que convivir es una cosa de locos (intensa y maravillosa)... pero también eres quien va a cambiar (salvar) el mundo (su mundo).


Luna que predice el futuro

PD. ¿Qué chingados tiene Paris?
PD1. Creo que si haces las cosas bien, finalmente uno de los dos cumplirá su historia de amor, eso debe ser bueno -iríamos contra las estadísticas... ¿verdad? (si no es así, miénteme)-.