Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 7 de enero de 2010

Compañero

"Haré lo que tenga que hacer para traerte de vuelta"
- TZ en una de esas largas noches -

¿Cuántos desiertos abiertos he de bautizar para alcanzarte?

Es algo más que mis dientes como hipodérmica en tus músculos perfectos,...se trata de dejar la soledad en pausa.

Es un transcurso amainado y prudente, de todo eso que no sabes (ni preguntas) pero que en complicidades que definen, se dedica a construirme un refugio –incluso de mi misma-, al que no puedo dejar de acudir cada noche para restaurar los caminos que has inaugurado en mi futuro.

Va más allá de desnudarte –miedos y pasado- en confesiones, absolutos (relativos) y minerales cristalizados en una dulzura enfermiza que me seduce cuando me doblega.

Cuando te sé tan mío, que no hay distancia posible que me derrumbe la fe en que quizá un día, pueda estar mejor… si te quedas a mi lado.


Luna contigo.

1 comentario:

quimeras dijo...

despues de leer algo como esto... me acuerdo del escrito que me dedicaste el primer dìa de este año y te digo... decirme escritora es un halago... tal como si Dios le dijera a cualquier humano que lo que sale de sus manos es equiparable a su poder de creaciòn...
yo no soy escritora... pero decirlo tu es el mejor halago que pude recibir aunque fuera en un relato de ficciòn que puede parecerse a mi realidad..., de alguien que si lo es, màs allà de la didactica, me parece que lo tienes inherente a la psique, al codigo genètico o yo que sè...