Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

domingo, 31 de enero de 2010

Escarmiento


MA: Estoy seguro de que este wey estaba limpio. Lo que me enferma es que para todo lo echen la culpa al gobierno.
LL: No tenemos un gobierno tan chingón como para ser culpable de todo. Tienes razón.
MA: Además, él no murió por la "guerrita" como le dicen al desmadre que traemos.
LL: Ah no, creo que murió por cumplir con su jale ¿no?
MA
. Simón.
LL: Ah, bueno, menos mal...
MA: Se metió de más, confundió secuestros con levantones. Eso tiene sus consecuencias.
LL: No sabes cómo me tranquilizan tus conclusiones sobre el tema... (tarado).

En resumen, la muerte duele mucho. Depende que tan lejos te toque, así te madrea. Pero cuando un amigo se va, la distancia es lo de menos.

A mi me da verguenza que te culpen por dar mucho más de tí; por contribuir con una búsqueda de equilibrio en el desigual estado de justicia que padece la gente desprotegida. Hace rato, que todos te lloraban, recordaba las pocas veces que viajé contigo. El silencio que hacías cada vez que sonaba el teléfono y las veces que MA y yo te sugerimos -al menos- escoltas que pudieran darte una oportunidad más.

"Cuando van por ti, van por ti"; decías. "El día que me toque, no habrá muralla que no tumben para escarmentarme".

Cuando las balas van ganándole la batalla a la libertad, lo que nos queda a los simples imbéciles que no tenemos nada para combatir, son los recuerdos de haber conocido a héroes como tu, y por ese simple hecho -aunque sea entre lágrimas-, sonreír.


Luna Paralizada
PD. ...confiar en que serán hombres extraordinarios -sí, así como tú-, los que ganarán... lo que sea que eso signifique (esperando sirva de consuelo a los que se quedan absolutamente desolados con tu asesinato).(qepdcs)

No hay comentarios.: