Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

lunes, 29 de marzo de 2010

Chinga tu madre, París

Dios tiene formas complejas para compensarlo todo.

Hoy, estaba en el nuevo local cuando marcaste hecho un mar de llanto. Me encerré en la oficina de mi hermanito para que pudiera entender qué pasaba contigo.

Sé que me quieres, el puto problema es que no me amas, ésta canción me dio con todo y necesitaba sólo oírte respirar, dijiste.

Susurré -aquí estoy-. En un esfuerzo sobrehumano tragué el llanto. Te oí todas las lágrimas con el respeto más amargo del silencio cuando entró Azul y dijo -bien por la oficina de tu brother- y notando mi frente recargada (sosteniendo el edificio completo -algunos dirían que a la ciudad entera-) en la ventana, guardó profunda comprensión y se fue.

Tu y yo, en este sistemático paraíso no dijimos nada y colgamos.

Ahora, justamente doce horas después... me derrumbo en grandes cantidades de agua y sal porque él está en París.

Te digo que Dios tiene formas muy raras de compensarlo todo.

Ese mismo hermanito (cuya oficina hoy fue testigo de los 5 minutos más tristes de Egolandia) lloró por ella cuando también se largo al mismo pinche París. Volvió, volvieron, pero jamás regresaron esos, los que se fueron.

Mientras, sobrevivo gracias a los soniditos del BlackBerry que me recuerda que aún hay pulso, algo similar a ondas cerebrales, a la posibilidad latente de que el aire llene mis pulmones... racionalizo una terrible culpa por no poder amarte como mereces.

Almaceno esta caprichosa desesperación por agradecerte todo el amor, a ti y a ellos. A todos ellos. Que he tenido de éste lado. Del lado en el que estoy yo, pagando todas las que les he hecho.

Gracias por tanto amor... pero yo ya no existo.

Si Dios me quita la vida, créeme que sería en el acto de misericordia más grande jamás imaginado.

Si muero esta noche, confía en que existen los milagros.


Luna ojos de sapo.

3 comentarios:

M. M. Elvendel dijo...

Gibrán Khalil Gibrán (1926) -

"Eres libre a la luz del Sol y ante la Estrella de la noche. Y eres libre cuando no hay Sol, ni Luna, ni Estrellas. Incluso eres libre cuando cierras los ojos ante todo lo que existe.

Pero eres esclavo de quien amas, por el simple hecho de amar.

Y eres esclavo de quien te ama, por el simple hecho de dejarte amar".

--

Y es cierto pero sabes que? Cada quien es responsable de liberarse de su propia esclavitud. No eres tu para liberarle a el ni para sufrir ser esclava si no puedes o quieres ser responsable de sus sentimientos. Y francamente, de aqui a Paris esta en chinese.

Finalmente, que en p. Paris no hay parisinas???

Anónimo dijo...

Si no quieres tu vida regalamela, ¿si? =)
Pero de preferencia...ni te mueras, ni nos abandones; que hay Ratas, Pandas, Gatos, 2 genios y un Tuzo (al menos) que te necesitamos bien para que nos cuides...Ni modo, es el estigma de los "amables"
Ánimo, hay mucho por delante ;)

Anónimo dijo...

No guey -dedicado al anonimo anterior-, si la quiere pero la quiere con alguien en particular que ahora anda en paris cuando antes paso un 15 de septiembre en las canarias. O de plano me equivoco Luna?.
Lo que daria por ser ese alguien un solo dia al mes, o al año. Juntaria recuerdos para toda una vida -o discografia- tal como el parisino pirata ahorita.
Aun pensandote cuando compongo una rola de cumpleaños.

ASF