Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

lunes, 1 de marzo de 2010

Odio

No sé si exista un ser humano a quien yo ame tanto como a ti... y del que me haya intentado reponer tantas veces -sin éxito-.

Es que hay algo en la idea de perderte que me enloquece a un grado en el que pretendo no pensar en eso so pena de paralizarme permanentemente.

De lo poco que puedo dejarme claro es lo mismo que te dije antes de colgar: somos propensas a las adicciones.

Somos adictas a casi cualquier madre que nos lastime... empezando -y terminando- por el odio.

Tenemos una adicción a odiarnos que sobrepasa los límites de lo comprensible; eso nos orilla finalmente a estar donde estamos: en el borde de vivir, para no joder lo mejor que tenemos... en este caso, tu una hija, yo dos papás.

Sé comprobablemente que en cuanto perdamos eso, no habrá poder que nos mantenga aquí.

Pero necesito que comprendas esto, aunque no te importe: No estoy biológicamente, orgánicamente capacitada para verte ir antes que yo.

Qué chingadera, pero es verdad... totalmente cierto y aunque no tengas la culpa por ello me urge tu compasión al respecto.

No me vuelvas a decir cuántos años te quedan, o que ese puto tumor sin quimio durará lo mismo, no me inventes mentiras sobre adicciones controlables, mejor di la verdad: me odio.

Quizá reconociendo el problema, podamos empezar a solucionarlo.


Luna Mayor.
Pd. Doc.- He salvado a mil personas, pero también se me han muerto decenas. Platico con la muerte a diario; en algún grado lidear con mi propia muerte se ha hecho sencillo en mi cabeza.
Luneta.- Hay algo que no ocurre en tu cabeza: lo que va a pasarme por tu ausencia. Por eso te suplico no ser yo una más de tus muertos. Vive... y mientras lo haces intenta dejar de odiarte... y ya en el colmo del hedonismo aprende a amarte, y si hay cómo -en el trayecto-, enséñame a amarme también. ¿Va?

5 comentarios:

M. M. Elvendel dijo...

No pierdas el tiempo tratando de cambiarle ni esperando cosas que no estan en su naturaleza dar. Mejor aprende a aceptarle, respetar sus desiciones y amarle antes de que sea tarde.

Juan Pedro Arzacc dijo...

Mi mas profundo respeto para ese amor...
Hay mucho aún por hacer, y están en el mismo barco. Que Dios les bendiga, les acompañe siempre y les indique el camino correcto...con todo el amor y el deseo de que salgan una vez más adelante (como siempre) les envío luz, fuerza y todo el amor de alguien que las quiere bien.

JPTZRM

Geisha dijo...

Si, debe solucionar sus problemas personales para que pueda curarse, no necesita quimio, eso mata aún más a las personas que el mismo cancer, hay otras opciones, en verdad que las hay.

Leni dijo...

Tal vez se tenga que amar a uno mismo.

Tal vez ser una de la muertes te resucite.

Tal vez...

O simplemente mata...

Impresionante.

Besos

Anónimo dijo...

mujer eres brutal para escribir sinceramente