Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

lunes, 5 de abril de 2010

Consecuencias de twittear sin parar

Luneta: Tienes preocupados a todos con el dramatismo de tu situación laboral.
Panda: Lo sé.
Luneta: Es un estrés masivo. Se habla de ello en las cafeterías, en los bares, reuniones, yo lo comento con amigos; te han empezado a seguir mis niños, exmorros, incluso mi papá.
Panda: Imagino como deben estar, lo que has de oír. A mi me lo dicen todo el tiempo.
Luneta: ¿Cuándo les dirás la verdad?
Panda: Mmmhhh, pues... nunca. Déjalos sufrir.
Luneta: ...claro, olvidaba que en la angustia hay crecimiento espiritual.
Panda: Eit, mejor que nadie sabes cuánto me preocupan los demás, incluso antes que mi propia comodidad.
Luneta: ¿Sabes? conversar contigo me hace tanto bien, siempre -de alguna forma increíble-, me hace reconciliarme con el mundo. Me siento una mejor persona a tu lado.
Panda: Ya me lo habían dicho. ¿Qué puedo decir? Me preocupa sinceramente el prójimo.


Luna Espiritual antes del fin del mundo

1 comentario:

E.H. dijo...

Me encanta tu lado sarcastico o gracioso me hacen reir mucho tanto el panda y tu.

Un acierto estas conversaciones que imagino reales y no sabes que buena terapia.

Ericka H.