Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

miércoles, 23 de junio de 2010

Lo hice (o cansancio puro)


Hoy acabé, lo que sea que me propuse/pidieron/comprometí: hoy se acabó.

Hace rato estabamos juntos, no pude evitar tomarles fotos mientras caminaban y hablaban, yo ya no estaba ahí, se me agolparon los tiempos en que lato sin estar, la distancia que respira por el pasado discontinuo de mi origen... y los sueños que jamás debi haber contado en voz alta; al final del túnel, la gente que -sin entender porqué- sigue conmigo.

Creo que luego de varios años, necesito vacaciones antes de dar al traste con mi vida (o lo poquito que queda de ella), ahora que saldré del municipio en que me he entretenido bastante (palabra chistosa: municipio, como onomatopeya), empiezo a tejer inocencias para poder volver a creer en alguien.

Así las cosas, sin que nadie sepa ni madre, con esta inmensa necesidad de decirle un poco a cada uno de los involucrados, pero sin poder hacerlo, cambio de tema y decido dejarte ir; decido ya no amarte más, decido, por fin, liberarme del grillete de tu amor incomprensible para darle paso a lo que esté en alguna maqueta de mi futuro posible... dónde, seguramente, no estás tu (y muy probablemente ni yo).


Luna Promesas Cumplidas (aunque le vaya la vida en ello).

No hay comentarios.: