Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

viernes, 11 de junio de 2010

Tienes que salvar al mundo


Luego de la confusión que nos somos, abrazado a mi, sintiendo más tu respiración entre mi oído y cuello que el latido de mi corazón que no quería entrar en calma, dijiste:

- De esto se trata lo que haces, ¿cierto?
- No comprendo de lo que hablas
- Tu afán enfermizo de "salvar al mundo", es para poder dejarle claro a todo aquel iluso que pretenda acercarse demasiado, que no se puede.
- No te me pongas filosófico, sabes que...
- ... Es algo así como decir: ni sueñes que puedes saber quién soy, qué hago y qué necesito, porque para cuando puedas interpretarme, yo ya estaré lejos de aquí.
- Exageras.
- No lo creo, dudo que algún hombre haya pasado más tiempo contigo que yo, y ya sabes lo que más odio (maldita sea, a la vez adoro de ti, porque a mi no me lo puede contar nadie, ya ni es broma), es que en realidad creo que hay veces que salvas al mundo.
- Jajajajajaja.
- Si no te obligo a verme hoy, sería plantón tras plantón, pero me urgía saber que tan capaz eres de no contarme nada de todo el desmadre que hiciste para lograr algo que parecía imposible con el tema ese de las empresas.
- A caray, ¿cómo sabes eso?
- Atando cabos con un esfuerzo mental sobrenatural, sin perder de vista desde hace casi un año todo lo que hacías.
- Con razón hay veces que siento que me siguen.
- No tengo detalles pero quiero que confies en mi, como yo en ti. ¿O de qué forma explicas que no pueda resistirte al grado de obligarte a estar conmigo sin protección?
- Deja de intentar vulnerarme, ya lo hiciste bastante.
- No, eso fue tu cuerpo, no tu mente. Ahí es donde me urge entrar.
- Suéltame.
- No.


Luna Rompecorazones (como amas decirme cada vez que me ves)

1 comentario:

M. M. Elvendel dijo...

Obligarte a estar conmigo sin proteccion?? O.0