Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 29 de julio de 2010

Venganza

Hoy no reconozco las esquinas ni las distancias, hoy, me siento sin tregua... sin ti.

No recuerdo haberlo necesitado tanto como ésta noche (y ruego por no necesitarlo más).

Por cierto, para quienes se han preocupado, sin merecerlo yo: Gracias. Aún respiro. Los que hacemos lo que yo hago, estaremos bien. No es la primera ni la última vez que abusan/tergiversan lo que hacemos... ni podrán contenerlo.

Pero vine aquí a intentar explicarme cómo se comprometió en un sólo día, mi trabajo de todo un año. Me resisto a pensar que una de mis marionetas pueda llegar a desarrollar tal nivel de inteligencia... pero sea lo que sea, hasta aquí llegó.

Hay un valor entendido: quien se mete conmigo, de alguna forma increíble, las paga muy caras. No es que yo quiera, sencillamente pasa. Tu lo sabes. Lo has sabido todo el tiempo. Recuerdo tu frase: Me das miedo, Luneta. Yo jamás me metería contigo, porque he visto como les va...

¡Mírate! Sin imaginártelo, hoy me arañaste, wey.

Ven, siéntate y léelo: Sólo hoy, tuviste tus cinco minutos de gloria. Todos los mañana (todos) son míos.

Una batalla no hace paz... espera a verme despertar.


Luna Líquida.

No hay comentarios.: