Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

martes, 21 de septiembre de 2010

Me escribió

Fue un largo correo donde me contaba de la última carta que mi papá le mandó, justificándo que en esa carta él le explicara mi abondono en vez de detenerme: "es increíble lo que los padres hacen por los hijos".

Me dijo lo de su hospitalización, de lo gravísimo que se puso, de las razones por las que no estuvo conmigo ese día.

Considerando las mismas edades, complicaciones, enfermedades, me dijo que pensó que también él se iría este puto 2010, como otros genios que nos han dejado.. pero al final parece que no, él sólo es un hombre, no un revolucionario.

Lo he sabido siempre, lo sé cada día que se me queda viendo cuando piensa que no lo noto, o cuando habla contigo y harto dices "ese hombre no hace más que citarte para todo". Es que nadie que se impacte con lo poquito que soy puede ser la gran cosa. Y este pinche año se llevó a puro gigante, él no entra en esa categoría.

Lo leí todo, varias veces, como para demostrarme que era cierto. Casi pude sentir alivio, le debió costar tanto cada palabra. Cada explicación sobre el día en que me fui (no pudo no echármelo en cara, como una astilla que cuando se presiona da más coraje que dolor), sobre la cirugía, los vómitos, los stenns que ahora tiene dentro de sus venas, pero escribió... y yo pude dormir en paz.

Es cuanto.

Luna Aprendiz

No hay comentarios.: