Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Y tu, ¿te quedas con el amor de tu vida, o con la persona de tu vida?

TC: Te amo como a mi hermana menor. Admiro, respeto y quiero mucho, pero tuvo razón ese exnovio tuyo. ¡Qué difícil ser tu hermana!
LL: Lo sé.
TC: Pero lucho mucho por no sufrir por las cosas malas que me haces.
LL: ¿Malas?
TC: Sabes que te presento con todos y no pretendo que no sepan, no intuyan cómo eres... pero él me gustaba para mí. Contigo va a ser un desperdicio porque asimilamos la vida muy diferente. Lo ví pedirte el celular, cómo se sorprendía por tus respuestas, cómo me trató como una simple mortal mientras te daba la razón en todo.
LL: Y es y será tu bronca. Sabes que no hice nada fuera de lugar. Sólo ser yo.
TC: ¿Te habló de lo que hizo este año?
LL: Ajá, creció en una situción adversa para cualquier empresa en México, de siete a 14 mdd en un año. Y ganó tres reconocimientos publicados en El Financiero este año.
TC: ¿Te parece poco? ¿Por qué no me contaste?
LL: Me llamó mientras entraba al banco con el hermano de mi hermano. Resolvía cosas, no se me ocurrió decirte. Incluso olvidé la cita, hasta que me habló y salí corriendo -en fachas (as always)- a ver qué quería.
TC: Te he dicho que hay que estar hermosa siempre, pero me ignoras en todo. Ganar dinero en la industria compitiendo con tecnología propia es una hazaña. Supe que él se enganchó contigo, pero jamás pensé que no me contarías. Es una minita de oro ese tipo.
LL: Me vale madre. Pa'mi es sólo un metrosexual más, con pretenciones egomaniacas (as always). Y no capto qué tiene que ver lo que hace o gana, con que me busque.
TC: ... Ay Luna, tengo razón, asimilamos el mundo de diferente manera.


Luna Menor.

No hay comentarios.: