Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 21 de abril de 2011

Niña bonita

R: Con tus dos colitas, jugando con tu BlackBerry, tienes mucho encanto; gran gran contenido, incluso luego de las ideas perversas que den tus sonrísas pícaras, niña bonita.
L: Cálla, ganó el pinche Real Madrid y yo te aposté mi calificación
R: Lo que no sabes es que mi ética me prohibe cambiarte la calificación sólo porque eres una mujer arriesgada; pudiendo apostar besos, prefieres apostar cosas difíciles, pero tus calificaciones perfectas van más allá de mí.
L: ¿Si? Pensé que te morías por justificar mi nueve.
R: No necesito justificar eso, en cambio necesito explicar que me asusta cuando a las 11 o a las tres (de la mañana) me encuentro pensando en tí.
L: Y a mi me asusta que lo hagas. Soy muy dañina para la salud; eso me han dicho.
R: Lo sé, lo sé, pero mis fobias a los hombres que hay en tu vida es un pésimo síntoma. Entre los diputaditos de tu rancho, tus flores, amigos periodistas que escriben columnas políticas que compiten con la mía, y tu forma de hablar de ellos... Mal. Casi tan malo como cuando te me quedas viendo y tengo que cerrar los ojos para terminar de dar la clase porque me clavo en tus ojos y quiero decir otras cosas que no pueden ser públicas.
L: Ah... no sabía que por eso cerrabas los ojitos. Hubo un día en que volteaste todo el escritorio para quedar justo frente a mi, a todos se nos hizo rarísimo.
R: Necesitaba enfrentarte... lo malo fue que perdí. Me venció la falla técnica que me obligó a compartir tu LunaVaio.
L: Dios, y hueles increíble.
R: Lo mismo supe de ti...
L: Y éste... es un... yo, pues, el azul se te ve perro también.
R: Y a ti todos los colores se te ven... deliciosos, todos. Como tu, niña, a quien creo capaz de todo... deliciosamente todo.
L: Ya me habias dicho eso en un sms.
R: Pero decirlo viéndote a los ojos, puedo jurarte que te hace comprender lo que un sms te permite ignorar.
L: Si... por eso yo... no.
R: No huyas, ven.
L: No, mejor me voy. ¿Va?
R: Me fascinan tus 'va', y tus ojos y tus... ok, vete. Si. Mejor vete.


Luna (jamás) bonita

1 comentario:

quimeras dijo...

nunca voy a entender por qué niegas cada que puedes lo hermosa que eres... no hace daño ser "bonita"... ni está mal porque haya menos agraciados ni aunque haya a quienes les ofenda tu belleza... deja de decir que no lo eres... POR FAVOR?...
y sí... sí lo sé de cierto no lo asumo!