Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

viernes, 15 de abril de 2011

No eres el primero que me lo dice.

R: Qué difícil eres. Qué mala suerte que te gusten tanto los hombres y qué chingadera que les gustes tanto a ellos.
L: ¿De qué hablas?
R: De tu forma de verlos, hacerlos sentir importantes, de gustarles.
L: Jajajajaja, ¿Yo? ¡Nada que ver!
R: ¡Luna, ni te atrevas a negarlo! Al menos no conmigo, que te he visto idiotizar a un wey en segundos en una simple charla y hacernos desaparecer a todos los presentes.
R: Luego, me enferma pensar que si así los pones, como niños enloquecidos con un postre, qué harían si supieran como gimes, lo que provocas en la cama... me desquicia.
L: Hablas como si fuera una mujer atractiva menso o ¡como si hubieras estado en una cama conmigo!, y sólo soy poquito menos que un bodrio.
R: Odio que te insultes... además, lo tuyo no esta en el cuerpo... y a pesar de ti, muchos nos damos cuenta de eso, tu voz, tu mirada, la inteligencia. No supongo, sé que eres intensa como amante y me muero por comprobarlo, pero intuyo tremendamente lo horrible que sería ser tu pareja, habría que tener piel de lagarto para soportarte encantando pendejos a diestra y siniestra y no querer partirles la madre, al menos, un par por día.
L: Ahí esta tu solución, nunca seas mi pareja, nunca camines conmigo en un parque y jamás llores ante la ternura de un padre abrazando a su hijo como te pasó la última vez que te quise abrazar y terminaste besándome descontroladamente...
L: No confundas tu magia con la mía. No te provoqué nada, solo que un tipo de tu fuerza conmovido, es adorable, y no pude menos que notarlo. Fue tu fobia a que te abracen lo que te hizo castigarme con tus dientes y tu lengua. Yo fui tu víctima, no eres tu la mía, como pretendes hacerme creer.
R: Dimensionarte ha sido la cosa más difícil que he hecho, y cuando quiero hacer más que eso, intuir el dolor que me provocarías, me hace desear salir huyendo, pero tus ojos grises me lo impiden.
L: Hazte ese favor, quédate siendo mi teacher, y todos contentos. ¿Va?
R: ... no, no va.


Luna torturadora

1 comentario:

Yaljá dijo...

... la imagen te describe muy bien, un fantasma, una voz tierna en la penumbra