Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

domingo, 3 de julio de 2011

Morirse no cuesta nada

Es como un suspiro largo: es breve, directo, es personal.

Morirse es llenarse las comisuras de la piel -todas- de arenas, polvo, pólvora, alcohol, miedo, estrellas trituradas, moretones, sangre, pasado -y de futuros idealizados- así de simple es morirse.

Y entonces tú, tu llamada, tu exactitud para no enloquecerme, y tu humilde solicitud (orden expresa - mensajero a García) de ayuda -¡a mí!- la más insana de todas las que quedamos vivas... luego salvarte... luego perder.

Pero tu respiras y eso, hermanita mía, valió cada centímetro de dolor que recorrí.

Es que lamento tanto informarte esta simpleza de que estas impedida para morirte antes que yo... tu piel blanquísima y suave no -sencillamente no puede- dejar de latir antes que mis pulmones, porque no hay términos humanos creados para lo que pasaría con lo que quedaría de mi organismo habitado por alguien sin alma.

Los 'zombis' (¿zombies?), no son buena idea, eso de comerse a otros me genera conflicto.

Si te vas nomás queda eso: matarme si tú me dejas por la causa que sea.

Así que ahora -usando el poder que los tiempos me otorgan-, he "logrado" que "estes bien" pese a todas las adversidades, y con eso recuerdo la heroína que me soñabas en el terremoto del '85.

Por ello, espera el momento de venganza contra quienes casi me hacen perderte de la forma más dolorosa imaginada.

Aquí la regla es simple: no morir antes que la Luneta, o todo irá a parar a la mierda. ¿Causa? La Luneta carece de resistencia para ese tipo de dolor, sencillamente le es ansestralmente imposible.

Es cuanto.


Luna agradecida con Dios y su Papá de salvar a la rubia doctora de la muerte espantosa que pudo tener.
PD. ...y así.
PD1. Links relacionados con esta entrada: http://luna-liquida.blogspot.com/2008/09/egolandia-x.html

1 comentario:

ddominaventi dijo...

Acuso lectura, pero sin nada más que decir porque lo que escribes está como acabado, sin posibilidad de agregar nada más.