Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Al revés...

Él despidió a su papá, yo solo lo acompañé.

Lo demás fue conocer a un hombre que no me tenía miedo, que no me sabía nada, y quien, a diferencia de todos los demás, empezó al revés.

Mientras son los medios los que me los acercaban, aquí fue la independencia, la certidumbre, la casualidad, la desgracia.

Tú: Seguramente vendrás aquí, como diste allá conmigo, pero ésta, la que hallarás acá, no es la misma a la que le besaste la espalda toda la noche...


Luna descubierta.


No hay comentarios.: