Este Blog se ve completo en Opera, Chrome, Safari y FireFox.

martes, 6 de marzo de 2007

Egolandia IV.

Corría por el pasillo de redacción cuando te detuve, cual parafernálica soy: ¡Villa, qué bueno que te veo!

Me sonreíste con el alma, nos abrazamos con el mismo cariño de la última vez que trabajamos juntos.

- ¿Estas bien?, pregunté sin mayor cuidado.
- 'No, nada bien', respondiste cuando borró tu sonrisa la contestación.

Te tomé de los hombros para contar atropelladamente: "no me preguntes detalles pero te soñé, se que hace meses no hablamos pero te soñé tan nítidamente, estoy preocupada, recordé de golpe mi sueño justo ahora que te veo pasar. Fue un sueño terrible, doloroso, tu sufrías por tantas cosas...".

Cerca de 10 minutos después, con fragmentos ininteligibles y mezclas raras, como pasa siempre en los sueños, depuse todo lo que tenia que decir, te di dos palmaditas en la espalda y te desee suerte. Mi cometido estaba cumplido, ya no cargaba sola con todo eso.

Te quedaste callado, pasmado mas bien. Noté como temblaste cuando mencioné a tus hijos, a BJ. Fue una descompostura inmediata de tu aspecto, creo que envejeciste como cinco años ahí parado frente a mi, pero bueno, ¿qué podía yo hacer? tenia que escupirlo, sacarlo, mi trascendental existencia no podía cerrar la boca y dejarte marchar en paz sin embarrarte información ridícula y caótica que no habías pedido.

En trance me dijiste: ¿Cómo sabes todo esto? ¿Quien te dijo?

"Nadie, no lo sé, solo lo soñé y te lo cuento para que no se cumpla", dije convencida de que semejante idiotez era suficientemente válida para no amargarte el resto del día. Te besé y me largué de ahí a continuar con mi importante vida y mis no menos espectaculares cosas.
...
Hace rato colgamos.
El divorcio se dio, tus hijos ya no viven contigo y solo falta que compruebes que tu mujer te engañó con quien soñé.

Ahora me pregunto qué pasaría si me hubiera quedado callada, ¿esto no hubiera sucedido?<

Nunca lo sabremos. Pero aquí en Egolandia, cuando una tiene algo que decir, no hay nada más que hacer, y como el "hubiera" no existe ¿qué puede una simple Luna modificar con ejercer la prudencia?, seguramente nada.

Luna Pasando por Aquí

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es genial como representas ese momento.
Me gusta leerte, pero en particular esto me sacudió.
¿Será por que ese día realmente pensé que si me lo contabas no pasaría?

AV

Anónimo dijo...

Es muy atractiva la forma en que la serie de egolandia representa algo que en verdad no creo que seas. No te conozco solo me baso en eso de "dime que presumes para saber de que careces". Seguro que egoistas somos todos, pero no sera tanto como crees.
Fer

Vicente Estrada dijo...

Impresionante entrada.

Sigue contando historias con ese sello tan particular que puedo acostumbrarme a ello.

Alnitak dijo...

Yo creo que habria pasado igualmente, quizás no exactamente igual pero parecido.
Sólo que quizás, habría tardado un poco más en descubrirlo.